Piden en Michigan reconocer bodas gay oficiadas el sábado

Piden al secretario de Justicia, Eric Holder, que reconozca como legales los primeros 100 matrimonios gay oficiados el sábado en cuatro condados del estado

Chicago.- Autoridades de Michigan pidieron este lunes al secretario de Justicia, Eric Holder, que reconozca como legales los primeros 100 casamientos de parejas del mismo sexo oficiados el sábado en cuatro condados de ese estado.

Los casamientos se realizaron durante el lapso que medió entre la decisión de un juez federal que declaró inconstitucional el viernes la prohibición de matrimonios entre personas del mismo sexo y la decisión de una corte de apelaciones que dejó en suspenso el sábado el dictamen por lo menos hasta el miércoles.

Los condados Ingham, Oakland, Muskegon y Washtenaw de Michigan emitieron unas 300 licencias de matrimonio el sábado en pocas horas, y oficiaron 100 casamientos.

En una carta, la secretaria del condado Ingham, Barb Byrum, y el alcalde de East Lansing, Nathan Triplett, pidieron la intervención de Holder para evitar que los primeros casamientos de homosexuales en Michigan queden en un limbo legal a la espera de que se resuelva una apelación.

Los funcionarios le recordaron que él adoptó una medida similar en Utah en diciembre, donde hubo mil casamientos antes de que la procuraduría del estado apelara la decisión que legalizó el matrimonio homosexual en ese estado.

La oficina del gobernador de Michigan, Rick Snyder, informó de que no se ha resuelto si los matrimonios serán reconocidos, a la espera de instrucciones de la corte de apelaciones.

La corte resolverá el miércoles si extiende la suspensión del veredicto del juez federal Bernard Friedman por el tiempo que demande el proceso de apelación.

Friedman declaró inconstitucional el viernes la ley de 2004 que prohibía matrimonios y adopciones a personas del mismo sexo, aprobada con el voto del 60% de los ciudadanos de este estado, e incluida como una enmienda en su constitución.

El fallo se produjo como consecuencia de una demanda interpuesta en 2012 por una pareja de lesbianas, que argumentó que el estado no tenía motivos racionales para negarles el derecho a casarse y a adoptar niños.

En la carta, Byrum y Triplett señalan que “la mayoría de las parejas que se casaron el 22 de marzo aguardaron décadas por una oportunidad”.

“Sus casamientos cumplieron con la orden del juez Friedman y las provisiones relevantes de la ley de Michigan, por lo que deben ser reconocidos como válidos y sin demora por el estado y las autoridades federales”, agregan.

Expresan además que la apelación presentada por el procurador de justicia de Michigan, Bill Schuette, “empaña de manera innecesaria y lamentable el estatus legal de sus matrimonios”.