Los Legionarios de Cristo siguen perdiendo integrantes

La congregación católica continúa sufriendo un sistemático proceso de sangría en todos los niveles de sus integrantes, según reveló un documento interno

Los Legionarios de Cristo siguen perdiendo integrantes
La congregación fue fundada por Marcial Maciel
Foto: Notimex

Ciudad del Vaticano.- La congregación de los Legionarios de Cristo continúa sufriendo un sistemático proceso de sangría en todos los niveles de sus integrantes, según reveló un documento interno.

De acuerdo a una Nota Informativa de la secretaría general de la Legión de Cristo y del Regnum Christi, fechada el 22 de marzo de 2014, la cifra oficial de los legionarios disminuyó en 94 miembros entre 2012 y 2013.

El reporte, que será transmitido en las próximas semanas a la oficina de estadísticas de la Santa Sede, reveló que el número de legionarios pasó de 2,833 a finales de 2012 a 2,739 un año después, en diciembre de 2013.

“Durante el año 2013 han dejado la Legión 29 sacerdotes. La mayoría de ellos se encontraban con permiso de ausencia legítima de comunidad o exclaustrados con miras a la incardinación en una diócesis y se han cumplido en este año los plazos de prueba establecidos”, indicó.

Considerando que a finales del año pasado se ordenaron 31 sacerdotes, el número total de ellos permaneció prácticamente invariado a causa de las deserciones. Actualmente los presbíteros ascienden a 954.

No obstante, esa cifra descenderá aún más a lo largo de este 2014 porque, como reflejó el mismo informe, actualmente un total de 49 presbíteros de la Legión están fuera de sus comunidades en procesos de salida.

Unos 18 se encuentran en régimen “extra domum”, mientras otros 31 permanecen “exclaustrados”. “Muchos de ellos terminarán su proceso de incardinación durante el año 2014, por lo que se prevé que su salida se refleje en la estadística del año entrante”, estableció.

La Nota Informativa incluyó además una “tabla demográfica” de los Legionarios de Cristo en los últimos 21 años. En ella se puede advertir una sorprendente tendencia al crecimiento sostenido de la obra durante al menos 15 años.

Esos datos demuestran la gran fama que adquirió la congregación a nivel internacional, por su capacidad de expansión sin importar la historia inmoral de su fundador, Marcial Maciel Degollado, culpable –entre otras cosas- de abusos sexuales contra menores.

La misma tabla expresó un drástico freno en la curva de crecimiento del número de integrantes en el último lustro, en coincidencia con la crisis provocada por el reconocimiento público de parte del Vaticano de los delitos perpetrados por Maciel.

En 2008 la congregación alcanzó su ápice histórico con un total de 2,305 miembros y, en el curso de cinco años, la cifra cayó hasta los 1,794, con una salida neta de 511 unidades.

Pero en esos mismos años la Legión no canceló sus procesos de promoción vocacional, logrando el ingreso de nuevos novicios. Estas captaciones no se encuentran diferenciadas en el reporte y por ello no se puede conocer su magnitud, pero las mismas hacen mucho más numeroso el éxodo.

La estadística sí incluyó el número absoluto de disminución en el número de novicios y religiosos en formación: una pérdida de 256 para la primera categoría entre 2009 y 2012; decrecimiento de 388 para la segunda, entre 2009 y 2013.

Aunque tampoco se dio a conocer una cifra de sacerdotes que han dejado la congregación, según cálculos comparativos entre las ordenaciones (2009-2013) y los números oficiales, al menos 131 presbíteros han salido, a los cuales se deberían sumar los 49 en proceso de abandono.

Más allá de la sangría interna, los Legionarios de Cristo siguen siendo una importante institución de la Iglesia católica, en cuanto a número de integrantes.

Al final del año 2013 su estructura se dividía en nueve territorios y las casas de Roma. Actualmente cuenta con 96 comunidades de apostolado, un filosofado, un teologado, dos centros de humanidades, siete noviciados y 15 centros vocacionales. Estas casas están en 22 países distintos.

La edad promedio de los sacerdotes legionarios es de 46 años y la edad promedio de toda la congregación es de 36 años.