Crimea se aleja más de Ucrania

Crimea se aleja más de Ucrania
Ucranianos se dan la mano durante una reunión de réquiem por el eterno descanso de las almas de las personas asesinadas durante las protestas masivas.
Foto: efe

Moscú/EFE — La república de Crimea y el puerto de Sebastopol, que entraron a formar parte la pasada semana de la Federación Rusa, adoptaron ayer el horario vigente en Moscú.

Los habitantes de esa península bañada por el mar Negro, que pertenecía a Ucrania desde 1954, adelantaron dos horas sus relojes, medida que aleja aún más a este territorio de Kiev.

Para muchos crimeos el cambio de horario, sumado a la reciente introducción de la moneda rusa, el rublo, representan su plena integración en la sociedad rusa.

Las autoridades locales decidieron adoptar el horario moscovita al día siguiente del referéndum separatista en el que más del 96% de los crimeos apoyaron la reunificación con Rusia, que el jefe del Kremlin, Vladímir Putin, promulgó el pasado 21 de marzo.

Con ese fin, el sábado en Simferópol tuvo lugar una ceremonia oficial en la que el reloj de la estación de tren de la capital crimea fue adelantado desde las 10:00 p.m. a la medianoche.

El acto fue presidido por el primer ministro crimeo, Serguéi Axiónov, y el presidente del Parlamento, Vladímir Konstantínov, que se han propuesto acelerar la adopción de los usos y costumbres rusos.

“Les felicito a todos por la vuelta a casa y el paso a la hora correcta”, dijo Axiónov, citado por las agencias rusas.

A partir de ahora, los horarios de trabajo de las instituciones públicas, museos, escuelas, aviones o trenes se adaptarán a las prácticas habituales en la capital rusa.

Crimea ya adoptó el horario moscovita en 1995, pero Kiev reformó la Constitución crimea, eliminó la figura del presidente de la república y devolvió la hora ucraniana a la península.

Ahora, sólo falta que todos los crimeos reciban el pasaporte ruso, proceso que se prolongará durante un máximo de tres meses, según los servicios migratorios, para que se conviertan en ciudadanos rusos de pleno derecho.