Verónica del Castillo se sintió “desaprovechada” por Univision

La periodista mexicana decidió dejar Univision para irse a Azteca América por no sentirse totalmente complacida con las oportunidades laborales

Verónica del Castillo se sintió “desaprovechada” por Univision
Verónica del Castillo ahora es conductora titular de 'Al Extremo'.
Foto: Cortesia Basta!

Univision la internacionalizó, pero Verónica del Castillo se acaba de unir a las filas de Azteca América para tomar las riendas de su carrera.

“Me ofrecieron un proyecto muy interesante, muy serio, a medio y largo plazo. Sólido, donde me podría desarrollar más porque de alguna manera me sentía un poco desaprovechada. Cambiaron varias cosas en Univision y me sentía como fuera de la jugada”, dijo, sin rodeos, quien recientemente colaboraba para el programa ‘Primer Impacto’ y desde hoy será copresentadora titular del programa ¡Al Extremo!

Agregó que su cargo como corresponsal especial para Univision fue creado, específicamente, para ella, después de mudarse a vivir a Miami, para conducir el mencionado programa al lado de Bárbara Bermudo.

“Yo era la única conductora de Univision que te hacía diario una nota para Primer Impacto y para el Noticiero de Jorge Ramos [y María Elena Salinas]. Todo el mundo hace una nota para un programa y yo hacía dos notas al día diferentes. Funcionó muchos años pero digamos que el último año ya no hacía nada de eso. Y yo me sentía mal de estar cobrando un sueldo y no hacer eso”, se sinceró.

“Yo soy conductora y, de repente, me tenían nada más para hacer entrevistas de espectáculos de vez en cuando. Entonces la parte de conducción se empezó a reducir por cuestiones de costos, ya no me llevaban a Miami, ya no hacíamos el noticiero desde México y estaba, nada más, como reportera. Eso es como si a un pez lo sacan del agua. Así me sentía, me sentía desaprovechada”, agregó la también hija y hermana de los actores Eric y Kate del Castillo.

Agradecida con Univision

Y aunque está “agradecida” con Univision, dijo que “llega un momento que quieres crecer”. Para considerar nuevas propuestas laborales, prefirió no renovar su contrato con su exempresa, hace más de un año.

En la nueva etapa de ¡Al Extremo! comparte la conducción con Gaby Crassus, quien es la única presentadora que sigue en la versión estadounidense del programa.

“Me encantó la idea de hacer un noticiero en cadena nacional para Estados Unidos desde México, y también a veces saldremos a Los Ángeles a hacer el noticiero. Regreso otra vez a conducir, ahora voy a ser la conductora titular del programa. Otra vez voy a empezar a producir y dirigir ciertas historias, hacer las entrevistas, en fin, voy a volver a hacer mi trabajo de una manera más completa”, dijo entusiasmada.

Estos cambios en el mencionado show son parte de la estrategia del canal para atraer a más televidentes. “La idea de esta nueva imagen es darle más credibilidad. Por eso me trajeron a mí, para tener una periodista y darle un giro más periodístico al programa, de más seriedad. Y, ¿qué mejor, pensaron ellos, que alguien que era ya conocida en Estados Unidos y que viene de un programa similar como es Primer Impacto? Eso fue lo que me dijeron”, expresó.

Del Castillo planea hacer otros programas con la empresa que se le acercó en enero para ofrecerle un contrato laboral y terminó convenciéndola.

‘¡Al Extremo!’ se trasmite de lunes a viernes a las 10 p.m. por KAZA (Canal 54).

¿Psicóloga frustrada?

“Me gusta más entrevistar que ser entrevistada. Yo quería estudiar psicología, pero en la universidad que estudié nada más había la carrera de comunicación, pero siempre me quedé con las ganas de estudiar psicología”, confesó la egresada de la Universidad Nuevo Mundo, quien también cuenta con diplomados en Historia de México, Historia de las Religiones, Historia Universal y Periodismo Político.

¿La siguiente Oprah?

“Ya estoy empezando mi segundo libro y la idea es, más adelante, tener otro programa que tenga que ver con esos temas que escribí. Algo con mucha interacción con el público o un talkshow inteligente. No como los que hay, porque son pura farsa [risas al reconocer su sinceridad]. Azteca América está analizando la propuesta pero sería algo más serio y más de ayuda social”. También dijo que “mi papá todavía tiene la esperanza de que me haga actriz. Pero no, no es lo mío, ya lo probé, hice dos videohomes y [estuve] malísima, no es lo mío”.

¿En la mira?

“Me gustaría mucho entrevistar a Hillary Clinton y al presidente Barack Obama, o a otro jefe de estado”, declaró tras pensárselo un poco.

¿Pesa el apellido ‘Del Castillo’?

“Sí, me pesa mi apellido porque se relaciona con éxito, con triunfo, lejos de los escándalos que luego en el medio hay. Mi apellido me ha ayudado también. Me ha abierto puertas, pero si no te mantienes te corren aunque seas hija de quien sea y hermana de quien sea. Finalmente es un apellido que lo porto con orgullo y me compromete a sacar adelante con calidad como ellos lo hacen, yo desde otra trinchera, desde el periodismo, y ellos desde la actuación, pero lo mío es más cómodo porque yo no tengo que actuar. El drama lo hago yo en la vida real”, dijo entre risas dando a conocer un poco más de su personalidad.

¿Su mayor cómplice?

“No es fácil dejar una empresa tan buena como Univision para irte a la competencia. Pero precisamente mi hermana [la actriz Kate del Castillo] me ‘coacheó’ (aconsejó) y me dijo: ‘El reto está increíble, ¿quién mejor que tú para subir los ratings y mejorar y ponerte al servicio de lo que te pidan y de las necesidades?’. Y esos retos me gustan mucho a mí, yo ya en Primer Impacto estaba en una zona de confort y es bueno que uno se ‘autosalga’ de esa zona porque si no la vida te saca a madrazos”, dijo entre risas, demostrando que no es tan seria como parece en la televisión.

martha.sarabia@laopinion.com