Folclorista y su misión por preservar cultura boliviana en NY

Las Alasitas es una feria artesanal en La Paz, capital de Bolivia, que se caracteriza por la venta de miniaturas con la finalidad ritual de que las mismas se conviertan en realidad.
Folclorista y su misión por preservar cultura boliviana en NY
Blanca Morales trajo a Nueva York 'Las Alasitas', es una feria artesanal que se originó en La Paz, Bolivia.
Foto: EDLPJosé Acosta

NUEVA YORK — La población boliviana en la ciudad de Nueva York es poca, apenas unos 4,339 de acuerdo con el American Community Survey de 2011, pero es tan colorida e intensa su participación en festivales y desfiles que parece como si fueran millones. Eso es porque ellos se han preocupado por preservar sus tradiciones lejos de la patria, y una de las pioneras es la folclorista Blanca Morales, fundadora del Centro Cultura Amanecer Boliviano y organizadora de la Feria Anual de las Alasitas, que se celebra desde hace tres años los 24 de enero en Queens.

Las Alasitas es una feria artesanal en La Paz, capital de Bolivia, que se caracteriza por la venta de miniaturas con la finalidad ritual de que las mismas se conviertan en realidad. La deidad aymara Ekeko (dios de la abundancia) es el objeto principal de la feria. La tradición comenzó en 1781 cuando el gobernador de La Paz Sebastián Segurola ordenó oficiar una fiesta anual en honor de una deidad que los antiguos kollas llamaban dios de la fortuna, y en agradecimiento porque la ciudad se salvó del cerco indígena de Julián Apaza. Dos siglos después, la fiesta andina traspasó los linderos paceños, y es Morales quien la trajo a Nueva York. Morales es licenciada en Economía, emigró a Nueva York en 1979, y es madre de dos policías del NYPD.

¿De dónde le nació su amor por el folklor?

De mis padres (Sabiniano Morales y Matilde Rocha, ya fallecidos), quienes aunque eran profesionales hacían artesanías, tocaban diferentes instrumentos y participaban en actividades folklóricas. Ellos, desde muy niña, me involucraron en el folklor y el arte y me enseñaron a bailar las danzas típicas de mi pueblo natal, Oruro.

¿Cuándo fundó el Centro Cultura Amanecer Boliviano y cuál es su importancia para la comunidad?

En 1980. Con su fundación, traje el folklor de mi país, que es bastante amplio, a esta ciudad. Empezamos con ocho integrantes, llegamos a tener 120 y hoy día contamos con 60. Somos el único grupo boliviano que ha estado trabajando con el Desfile de la Hispanidad. Nos presentamos en muchos lugares, como en universidades y en las Naciones Unidas, y hacemos diferentes bailes folklóricos, como la morenada, la diablada, la chacarera, la cuenca.

¿Cómo surgió la idea de la feria de las Alasitas?

Del entusiasmo y aprecio que generaron las artesanías bolivianas en una exposición en la que participé en un colegio de Long Island. Las artesanías son piezas grandes, que se pueden exponer; las Alasitas son miniaturas, que tienen un significado de suerte y fortuna. Luego fui a la feria de las Alasitas de mi país, traje muchas piezas y empecé a hacer la feria aquí en 2011. Alquilo el local, un sacerdote bendice las Alasitas, y la gente disfruta de un día tradicional boliviano.