Militares reiteran respaldo a Maduro

General dice que la oposición insiste en dar un golpe de Estado en el país
Militares reiteran respaldo a Maduro
Integrantes de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) detienen a un manifestante en la zona de Bello Monte de Caracas.
Foto: efe

Caracas/EFE — El principal jefe militar venezolano, el general Vladimir Padrino, dijo ayer que es “irrespetuoso” y “subversivo” pedir a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) dar un golpe de Estado contra el presidente, Nicolás Maduro.

“Son llamados subversivos, irrespetuosos” que provienen, entre otros, de antiguos jefes militares que principalmente viven “en el exterior y subestiman, definitivamente, la conciencia patriótica y constitucional que tiene la FANB” y que también reflejan “un grado de subestimación al pueblo”, dijo Padrino en el canal Televen.

El jefe del Comando Estratégico Operacional (CEO) de la FANB recordó en la entrevista en esa emisora privada de Caracas que los llamados en ese sentido encontraron eco en tres generales de la Aviación, como lo reveló Maduro el 25 de marzo pasado.

Pero decir por ello, remarcó Padrino, que se escucha “un ruido de sables sería ir muy lejos”, ya que “el golpe continuado” que coincide con Maduro está en marcha contra el Gobierno, se limita a unos pocos dirigentes de la oposición política y empresarial.

Maduro dijo el pasado día 25 que oficiales de mandos medios “vinieron alarmados a denunciar que se les estaba convocando a un golpe de Estado” y que inmediatamente apresaron a esos tres generales, cuyas identidades tampoco fueron reveladas por Padrino.

El general añadió que uno de los generales confesó que se involucró porque se le ofreció un cargo importante “en una eventual transición”, de caso de triunfar el “golpe de Estado continuado” que, opinó, actualmente “está en pleno desarrollo” contra Maduro.

Aludió con ello a las protestas callejeras que se repiten a diario desde el 12 de febrero pasado, algunas de las cuales han derivado en hechos de violencia en las “guarimbas” (barricadas), donde o alrededor de ellas han muerto 41 personas.

La oposición y activistas de derechos humanos acusan de represión principalmente a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada), que forma parte de la FANB, a lo que Padrino respondió que la defensa y el respeto de los derechos humanos está en la “esencia” de una institución castrense que llamó “humanista”.

Sin embargo, admitió “algunos excesos” y reveló que por ello “hay 97 investigados” que son miembros de la FANB y de la Policía Nacional acusados de “tratos crueles y torturas”.