Familia de Cheo Feliciano desconocía que había salido a manejar

Un hijo del cantante dijo que no sabía por qué su padre llegaba tan tarde a casa
Familia de Cheo Feliciano desconocía que había salido a manejar
El que fuera cantante de las orquestas Las Estrellas de la Fania y de Joe Cuba en Nueva York, nacido en la ciudad de Ponce el 3 de julio de 1935.
Foto: INS

San Juan – José Enrique Feliciano, el hijo mayor del cantante José “Cheo” Feliciano, acudió esta mañana al lugar del suceso junto a varios policías, y dijo a los periodistas que no sabía por qué su padre llegaba tan tarde a casa, aunque explicó que estos días estaba preparando una actuación para este fin de semana en Acapulco.

“No sé si estaba en una reunión o algo o se quedó dormido por los medicamentos que estaba tomando, porque el carro quedó en contra del tránsito”, relató con lágrimas en los ojos el hijo del cantante.

“A todos nos llega la hora. ¿Qué puedo decir? Papi nos ha dejado para toda la vida su gente, su música. Familia es lo que siempre decía. Gracias a Dios tenemos su música para recordar”, agregó el hijo del cantante de éxitos como “Mi triste problema” y “Los entierros”.

El accidente de tránsito ocurrió alrededor de las 4:13 a.m. hora local. El coordinador de Tránsito de la Policía de Puerto Rico, Jorge Hernández Peña, dijo en el lugar de los hechos que el cantante no llevaba puesto el cinturón de seguridad.

El cantante de “Amada mía” o “Anacaona”, de 78 años, regresaba a su casa en la localidad de Cupey (a las afueras de San Juan) en su Jaguar que se estrelló con fuerza contra un poste de cemento, lo que causó su muerte en el acto. “Por lo que el fuerte impacto le provocó la muerte inmediata”, relató Hernández Peña.

El cuerpo de José Luis Feliciano Vega, su verdadero nombre, fue retirado del lugar del accidente pasadas las 06:30 a.m. hora local, mientras que su vehículo permaneció durante horas al margen de la carretera 176, en las inmediaciones del restaurante Ponderosa, a escasos metros de su residencia.

Socorro Prieto León (“Coco”), la viuda de Cheo Feliciano se encuentraba esta mañana en el Instituto de Ciencias Forenses (ICF) para cumplir con el procedimientos de rigor con el cuerpo del artista.

Prieto León debía cumplir con la entrevista forense, que incluye ver fotografías de la víctima fatal del accidente ocurrido en la carretera PR-176 de Cupey.

La portavoz de prensa del ICF, Patricia Vélez, informó a una emisora nacional (WAPA) que la mujer del artista “no tendrá acceso al cadáver, solo verá fotografías, lo que es parte del procedimiento interno, siempre lo hacemos así, desde 1992”.

El cuerpo de Feliciano podría ser entregado en la tarde de este jueves a la familia por parte del ICF y aún no se conoce dónde será enterrado.

El cantante había solicitado ser sepultado en el cementerio La Piedad de Ponce, pero la familia aún no da a conocer dónde será el funeral ni en qué camposanto será enterrado.

El vecino de Feliciano durante cuarenta años, Herminio Nieves dijo que quedó “impactado” por la noticia del fallecimiento del cantante, con quien “nunca” tuvo problema alguno.

“Fuimos vecinos puerta con puerta durante cuarenta años y jamás tuvimos un problema. Nos mudamos prácticamente a la misma vez. Siempre andaba bregando con el jardín”, dijo este ingeniero civil retirado.

En la misma urbanización donde vivía Feliciano, llamada “Venus Gardens”, también vivía Pedro Arroyo, creador del “Día Nacional de la Salsa”, una gran concentración que se celebra todos los años en Puerto Rico y que en su última convocatoria, el pasado marzo, reunió a más de 37,000 personas.

Cayetano Montes Rivera, un fiel seguidor de Feliciano y quien acudió al lugar del accidente, reconoció su enorme tristeza al comprobar la muerte de un artista del que trataba de no perderse un sólo espectáculo.

“Cheo fue una gran personalidad de la salsa que tanto nos representa a los puertorriqueños y latinos. Fue un ser humano excepcional y original, y así lo vamos a recordar”, agregó.

El gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, decretó tres días de duelo por la muerte de Feliciano, a quien describió con una de las “voces más aclamadas” que haya tenido la isla caribeña.