Gobierno de Venezuela rechaza amnistía para reos políticos

El Gobierno no obstante, le abre una puerta al comisario Simonovis
Gobierno de Venezuela rechaza amnistía para reos políticos
Un grupo de estudiantes y manifestantes opositores al Gobierno venezolano participan en una manifestación de pies descalzos en Caracas.
Foto: EFE

“Una pista de obstáculos” con un muro delante. Ramón Guillermo Aveledo, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), reconoció las dificultades ya previstas tras el segundo encuentro entre Gobierno y oposición en Venezuela.

La negativa gubernamental a aplicar la ley de amnistía para los presos políticos que la alianza antichavista había puesto sobre la mesa obliga a abrir otras vías. En esa búsqueda, la MUD encontró entreabierta una puerta a la libertad del caso más emblemático, el de Iván Simonovis: se elegirá una junta médica para que realice una nueva evaluación al comisario de Caracas, quien ha sufrido 20 enfermedades tras pasar más de nueve años entre rejas, gran parte de ellos sin ver el sol.

A cambio de este avance, la MUD, los cancilleres de Ecuador, Brasil y Colombia y el nuncio apostólico deben escuchar a las asociaciones de víctimas de los sucesos del 11 de abril de 2002, que precedieron al golpe de estado contra Hugo Chávez. Aquel día murieron 11 opositores, 7 chavistas y un fotógrafo, aunque el chavismo ha reescrito aquellos sucesos violentos para convertirlos en núcleo central de su épica revolucionaria.

“La derecha reaccionaria criminal y fascista pretende manipular y patear el diálogo poniendo la amnistía como condición”, bramó Pedro Carreño, jefe del grupo parlamentario chavista y uno de los hombres de confianza de Diosdado Cabello, líder del ala militar de la revolución.

La segunda sesión de diálogo no solo fue criticada por los ortodoxos del chavismo, también los radicales opositores la descalificaron incluso antes de empezar. En medio de todos ellos emerge una voz, hasta ahora siempre respetada y escuchada: la de Bony Pertiñez, la mujer y abogada de Simonovis. “Luego de 9 años y 144 días separada de mi esposo, quienes me ataquen por apostar al diálogo les digo: Venezuela no volverá a ser la misma”, insistió en su cuenta de Twitter.

Aveledo destacó entre los frutos que “hemos convenido una Comisión de la Verdad amplia, con personalidades de la vida nacional que sean confiables para todos”. La MUD propuso que a la comisión creada por Cabello en la Asamblea (en la que él mismo se situó como presidente) se añadan 20 personas más, entre académicos, ex rectores universitarios, estudiantes, juristas, miembros de ONG de derechos humanos y observadores internacionales. Se está de acuerdo en la amplitud, “pero todavía no hemos convenido los perfiles definitivos”, añadió el dirigente opositor.

“Tan pronto esté instalada, presentaremos 60 casos de torturas y casos crueles”, adelantó Aveledo.

“Es muy difícil que haya torturas, pero vamos a investigar”, contestó Jorge Arreaza, quien encabezó la delegación gubernamental. El vicepresidente también reconoció que se había avanzado “en el tema de la renovación de los poderes públicos”, con la creación de comités para el examen de postulados. Sobre la mesa de negociación están los nombres de tres de los cinco rectores del Consejo Nacional Electoral, de 15 magistrados del Supremo y del contralor de la república.

“No creí que en apenas tres horas sería posible avanzar tan significativamente en los diálogos de paz. ¡Gloria al bravo pueblo!”, resumió de forma entusiástica el canciller ecuatoriano Roberto Patiño.