Suben a 80 los muertos en ferry surcoreano hundido

Más cuerpos sin vida fueron recuperados esta mañana mientras continúan las operaciones de búsqueda de 222 desaparecidos
Suben a 80 los muertos en ferry surcoreano hundido
Miembros de los servicios de rescate continúan trabajando en los alrededores del lugar donde naufragó el buque surcoreano Sewol en Jeolla (Corea del Sur) hoy, lunes 21 de abril de 2014.
Foto: EFE

Al menos 15 cuerpos más fueron recuperados hoy del transbordador surcoreano hundido el miércoles con más de 400 personas a bordo, por lo que la cifra de muertos llegó a 80 y la de desaparecidos a 222, reportó la agencia de noticias Yonhap.

Durante los trabajos de rescate dentro del ferry “Sewol”, en la que participan robots submarinos, los buzos lograron recuperar 15 cadáveres más gracias al buen tiempo, que suavizaron las olas y las corrientes marinas perdieron intensidad.

Los robots son operados por dos especialistas de Estados Unidos y son capaces de descender a una profundidad de tres kilómetros.

En el buque hundido se trabajaba este lunes en llegar al salón comedor en el tercer piso, donde se espera que se encuentren varios pasajeros, al igual que en salas de descanso y zonas comerciales.

Junto a los trabajos en la nave hundida, donde equipo a control remoto trata de llegar al tercer y cuarto pisos, buques y aviones recorren las aguas adyacentes, aprovechando que el clima ha mejorado.

El transbordador Sewol, de 6,825 toneladas, transportaba a unas 476 personas, incluidos 325 estudiantes que se encontraban en un viaje escolar, cuando emitió una señal de socorro a 20 kilómetros al norte de la isla de Byeongpoong, en la provincia de Jeolla del Sur.

La nave, que salió la tarde del martes pasado del puerto occidental de Incheon, planeaba llegar al día siguiente a la isla vacacional de Jeju, en el sur del país.

Los estudiantes pertenecen a una escuela de preparatoria en Ansan, a unas 25 millas (40 km) al sur de Seúl, y se encontraban de camino a Jeju, un popular destino turístico, para un viaje de cuatro días.

Las primeras investigaciones indican que el capitán del ferry naufragado entregó el timón al tercer oficial antes de que el barco comenzara a hundirse.

Este lunes, la presidenta surcoreana Park Geun-hye consideró como un acto “homicida” que el capitán y varios oficiales hayan abandonado al transbordador, del cual sólo 174 personas sobrevivieron.