Ventana sin reja provocó caída de bebé en NYC

Jayvin Cruz, de 2 años, se salvó de milagro tras caer al vacío desde un tercer piso en el Bajo Manhattan
Ventana sin reja provocó caída de bebé en NYC
Este edificio, ubicado en el 177 de la calle Crystie. en el sector Loisaida, de Manhattan, fue desde donde cayó el pequeño Jayvin Cruz.
Foto: EDLP / Humberto Arellano

NUEVA YORK — Al comenzar los días de calor las personas tienden a abrir las ventanas para disfrutar de la buena temperatura, pero en ocasiones no se percatan de lo peligroso que puede ser si hay menores de edad.

Ese fue el caso del pequeño Jayvin Cruz (2), quien cayó al vacío desde la ventana sin rejas de protección de un tercer piso. Según el informe preliminar, el hecho ocurrió a eso de la 1:20 a.m. en el edificio ubicado en el 177 de la calle Chrystie, en el sector de Loisaida (Lower East Side), en Manhattan.

El menor, quien es autista y de padres puertorriqueños, cayó encima de un contenedor de basura que estaba cerrado y eso permitió que sobreviviera al accidente.

“El niño está bien”, dijo a través de la puerta de su vivienda Norberto Cruz, padre del menor. “Llamamos al súper desde hace un año y no la arreglan”, añadió refiriéndose a la ventana sin rejilla por donde cayó el menor.

El pequeño continuaba ayer en el hospital Bellevue en condición estable, según indicaron las autoridades.

“Me alegra que se haya salvado y que esté bien de salud”, dijo Andrés Durán, el conserje del edificio que estaba en los alrededores y que se enteró de lo sucedido en horas de la mañana cuando fue al inmueble y vio a la prensa.

Según Durán, él ya le informó de lo ocurrido a la dueña del edificio que se encuentra fuera del estado.

Acerca de la ventana sin reja, el súper prefirió no comentar. “Como ve ese apartamento tiene cinco ventanas y sólo una está sin reja, pero no voy a decir nada para no perjudicar a nadie… si en alguna ocasión no me encuentran, pudieron haber ido a la oficina”, se limitó a decir.

Un vecino, que se identificó sólo como Dennis, indicó que era difícil encontrar al encargado del edificio y que se demoraba en hacer las reparaciones.

“Es culpa del súper, él le ha pedido que le arreglen esa ventana y no lo ha hecho. Es una situación frustrante porque también tuve la ventana de mi apartamento rota y duraron más de un año en arreglarla”, agregó Dennis, quien vive en el edificio.

Kip Lavinger, residente del área, vio a los padres “histéricos” gritando cuando se dieron cuenta que el niño se había caído. “Fue una situación aterradora, muchos carros de Policía… en un momento los padres se subieron al apartamento y se escuchaba cómo peleaban a gritos entre ellos en español”, recordó el hombre, quien tomó algunas fotos del incidente.

Rosa Hernández, otra residente de la zona, culpó a la madre por la caída del pequeño. “Esa no es hora de que un niño esté en la ventana, así que no es culpa de nadie más sino de la madre”.

Según un comunicado del Departamento de Vivienda, Preservación y Desarrollo (HPD), no hay historial de llamadas al 311 por quejas de los residentes del inmueble de 20 apartamentos, por falta de rejas en las ventanas.

“Es una responsabilidad compartida entre el dueño del edificio y los inquilinos”, indicó el comunicado.

Según el HPD, Veronica Wong es la persona encargada de la agencia Managing Agent que, con Bethel Management, son propietarios del edificio. Sam y Judy Chien son las encargadas de la corporación propietaria.

Ayer, la oficina en el primer piso estaba cerrada.

El HPD es el encargado de imponer las multas a los propietarios de edificios que no instalen rejas en las ventanas como lo exige la ley.

Si un inquilino llama a quejarse al 311 porque alguna de sus ventanas no tienen rejas de protección, el HPD envía un inspector al apartamento y, si encuentran algún menor de 10 años, emiten una orden al propietario para que instale la reja. Si no cumple, el HPD las instala y después envía la cuenta al dueño del edificio por el trabajo hecho.