Dan último adiós a ‘Tito’

Cuerpo del ex técnico es incinerado; los aficionados lo recuerdan en el Camp Nou

BARCELONA (EFE).— Socios azulgranas, aficionados al futbol, representantes del mundo político y deportivo así como la junta directiva y la plantilla al completo del FC Barcelona, dieron el último adiós a Francesc “Tito” Vilanova, que falleció el viernes a los 45 años, en una jornada triste en el que el Camp Nou se vistió de luto para despedir a su ex entrenador.

El Barcelona preparó un homenaje en los alrededores y en el interior de su estadio, en el que miles de personas despidieron ayer al que fuera entrenador la temporada pasada del equipo azulgrana, que falleció después de luchar por dos años contra un cáncer.

La explanada principal Camp Nou se convirtió en el punto de encuentro donde los asistentes depositaron ofrendas florales, mientras que dentro del estadio, en la zona de la tribuna, estamparon su firma antes de guardar silencio ante una inmensa fotografía de Vilanova correspondiente a un partido en el Camp Nou.

La entidad azulgrana recibió a socios y aficionados con las banderas a media asta, en un Camp Nou donde en la entrada de la tribuna se colocó una gran pancarta con mensaje “Tito. Per sempre etern” (“Tito. Eterno para siempre”).

El club colocó una ofrenda de 100 rosas debajo de la imagen de Vilanova en referencia a la Liga de 100 puntos que conquistó el primer equipo la temporada pasada. Asimismo, en el césped del templo azulgrana se mostró un inmenso crespón negro en el círculo central.

Los primeros en homenajear la figura de Vilanova fueron los futbolistas de la primera plantilla que firmaron el libro de condolencias, igual que los directivos, y luego se acercaron juntos a la fotografía de Vilanova para guardar un minuto de silencio.

El capitán Carles Puyol, que encabezó la comitiva, fue el portavoz de la primera plantilla y admitió que “el vestuario está muy tocado” por la muerte del que fuera su técnico en la temporada 2012-2013.

“Él ha sido un ejemplo para todos nosotros. Nunca ha bajado los brazos y ha luchado hasta el último día”, destacó el defensor.

“Ha sido un camino muy duro y hemos intento ayudarlo en todo lo que hemos podido”.

Un día más, la rivalidad deportiva entre los principales equipos de futbol de la capital catalana ha dejado de existir.

También representantes del Español —rival ciudadano de los azulgranas— se acercaron para expresar sus respetos a la figura de Vilanova.

El cuerpo de Vilanova fue incinerado ayer en la más estricta intimidad; La familia se reservó para un acto íntimo el entierro de Vilanova, tras realizar una ceremonia fúnebre en la localidad gerundense de Peralada y posteriormente la incineración; mañana habrá una misa funeral en la catedral de Barcelona.

Las muestras de apoyo fueron innumerables en la jornada de ayer en mucho campos de futbol de España y de Europa, donde se guardó un minuto de silencio, como en el estadio de Bayern de Munich, equipo que entrena Pep Guardiola.

“Éramos amigos. Mi corazón está con sus padres, su mujer y sus hijos. Esta tristeza me acompañará siempre. A su padre Joaquim, a su madre Maria Rosa, a su esposa Montse, a su hija Carlota, a su hijo Adria… mis condolencias, las de mis padres, mis hermanos; las de mi familia”, dijo Guardiola tras la victoria de su equipo sobre el Werder Bremen.

“Eramos muy jóvenes. Nos queríamos comer el mundo… y nos lo comimos. Sólo puedo decir que este dolor que llevo dentro lo tendré siempre”.

En un mensaje publicado en castellano y catalán en la web del Bayern, el presidente Karl-Heinz Rummenigge aseguró que el club alemán recibió con consternación la noticia.