El ‘Naide’ único de Jairo Barragán

El ‘Naide’ único de Jairo Barragán
Jairo Barragán ganó el premio nacional de periodismo Simón Bolívar de 1980.
Foto: fotos: cortesía

Nueva York — En un día lluvioso los rizos del ilustrador y caricaturista Jairo Barragán lucen alborotados, como si las ideas le fluyeran a borbotones del cabello. Sus gafas y su estilo desenfadado son muy similares a sus “moñacos” de trazo libre y juguetón. Lo que nadie se imagina, “Naide” lo dibuja.

El artista colombiano de 65 años advierte que eso del espíritu joven es un artificio para evadir la vejez; sin embargo, el agudo humor que caracterizan sus 40 años dedicados al oficio se mantiene fresco, jovial e irreverente.

“La caricatura se burla del poder”, expresó desafiante este residente de Nueva York por 28 años. “El humor es alivio, es como silbar cuando caminas solo en la oscuridad y así sentirte menos atemorizado”.

Su pseudónimo “Naide” nació espontáneamente, como el estilo que lo convirtió en un pilar de la caricatura latina.

“Comencé a hacer monos en la infancia, qué niño no hace monos”, expresó. “En mis primeros años tenía un estilo definido por las narices grandes, pero después las narices fueron un impedimento para ilustrar asuntos más poéticos”.

Una mañana nublada, calles abarrotadas de transeúntes apresurados y retrasos en el tren son hoy algunas de las mini-tragedias de la cotidianidad que Barragán convierte en trazos y chistes humildes, pero sinceros.

El sagaz caricaturista, ganador del premio nacional de periodismo Simón Bolívar de 1980, cuenta que su primer empleo fue de mensajero.

“El jefe de papá me vio llegar con guitarra en mano y cara de vago. Me preguntó si quería trabajo y me envío con un ejecutivo”, expresó con una sonrisa. “Pensé que habría un escritorio esperándome. La frustración me inspiró un poema acerca de la ferocidad laboral y la tenaz decisión de buscar mis oportunidades”.

Posteriormente, la variedad de conflictos sociales que se vivían en la Colombia de la década de los 70 llevaron a Barragán a crear diversidad gráfica en su obra.

“No es lo mismo dibujar a un sinvergüenza del Congreso que ilustrar el poema de la vida”, apuntó.

Luego de “hacer callo” y ganar renombre en la prensa colombiana, Jairo emigró a la Gran Manzana. Meses después acudió a un instituto de enseñanza de inglés en Times Square, muy cerca del antiguo edificio de The New York Times.

Decidido a probar suerte en la prestigiosa publicación, Jairo entró al intimidante lugar con portafolio en mano, logrando que sus caricaturas fueran publicadas en varias ocasiones.

Los gráficos de Barragán también circularon en IDEAS, una publicación de Open Society of New York, y en UNITE, The Labor Union Magazine. En 1997 ganó el premio International Labor Communication Association Award por sus caricaturas editoriales.

Para conocer su obra puede visitar su página de Facebook “Jairo Barragán Naide”.