Cosméticos cruelty free: belleza sin crueldad

Consentirte y cuidarte muestra que te amas, pero al hacerlo, no contribuyas a la crueldad.
Cosméticos cruelty free: belleza sin crueldad
Existen opciones naturales para evitar las marcas de cosméticos que experimentan con animales.
Foto: Shutterstock

Es tan sencillo como aplicarte una mascara, un rubor, un delineador de ojos, lavar tu cabello con champú o untarte crema de manos, pero si no sabes qué marcas de cosméticos y productos son cruelty free porque no experimentan con animales, todo lo que usas en tu carita, en tu cuerpecito, en tu casita, puede estar sobre la base del sufrimiento de conejos, monos, ratones, Guinea pigs y otras especies.

Las industrias cosmética, farmacéutica y de cuidado del hogar, entre otras, suelen probar sus productos en animales antes de ponerlos a disposición del público. Los animales usados en los laboratorios son utilizados experimento tras experimento, viven con quemaduras internas y externas, ciegos, amputados, con enfermedades provocadas por sustancias químicas, hasta que mueren y son desechados y reemplazados por un nuevo animal, como objetos.

Maquillarnos, cuidar nuestra piel, nuestro cuerpo, nuestra casa, es una forma de consentirnos y mostrar nuestro amor propio. No hace “match” que al hacerlo, contribuyamos con la crueldad. Para terminar con esta incoherente forma de vivir la belleza y el bienestar, basta con que te limites a consumir productos de marcas cruelty free. Consulta la lista de productos cruelty free aquí.

O bien, cuando acudas al supermercado, tómate unos minutos para voltear la botella de champú y buscar en la etiqueta el logotipo de un conejito feliz, el leaping bunny, o la leyenda: “No animal testing”, o alguna parecida. Lo mismo con tus cosméticos y los productos de limpieza para el hogar. Tardarás unos minutos más en la tienda, pero te sentirás mejor al saber que tu belleza no va acompañada de crueldad.

?>