Llega Copa a Brasilia

Bebeto levanta el trofeo en el Estadio Mané Garrincha, donde hoy se exhibirá

Guía de Regalos

Llega Copa a Brasilia
Un pequeño basileño observa embelesado la Copa que viajó por 89 países y que el 1 de junio es esperada en Sao Paulo.
Foto: EFE

RÍO DE JANEIRO (NTX).— La Copa del Mundo de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) llegó ayer al Estadio Nacional Mané Garrincha, en Brasilia, tras recorrer 25 ciudades de este país sudamericano.

El trofeo, de oro macizo de 18 quilates y de 6.1 kilogramos de peso, estará expuesto en el recinto deportivo de la capital brasileña hasta hoy.

Además, quienes visiten el Estadio Nacional Mané Garrincha de Brasilia podrán asistir a la proyección de una película con la historia de los mundiales de la FIFA y participar de otras atracciones, entre ellas, juegos interactivos.

El ex jugador brasileño Bebeto fue el encargado ayer de levantar la Copa del Mundo en el recinto deportivo e incluso repitió el gesto con el cual celebró el gol que le marcó a Holanda en los cuartos de final del Mundial de Estados Unidos 1994.

Bebeto aseveró, luego de la ceremonia, que “es una emoción muy grande estar al lado de la Copa, que es tan soñada por todos nosotros. Gracias a Dios tuve la felicidad de levantarla. Es siempre un placer estar cerca de ella”.

Por su lado, el ministro del Deporte, Aldo Rebelo, señaló que la Copa del Mundo es el “símbolo máximo de la fuerza del deporte más popular, universal y más admirado del planeta”.

Enfatizó que : “la Copa no es sólo una fiesta del deporte, sino también una gran oportunidad para el país que la acoge. Significa empleo, la proyección de la imagen, son millones de personas con los ojos vueltos hacia Brasil”.

La Copa del Mundo de la FIFA recorrió más de 150 mil kilómetros en su tour por 89 países, y su gira por Brasil concluirá el 1 de junio en Sao Paulo, 11 días antes del inicio del Mundial.

La policía reprimió ayer con caballos y gases lacrimógenos a unas 2 mil personas que protestaban contra el Mundial de futbol y pretendían llegar al Estadio de Brasilia, donde se exhibía la Copa.

La protesta fue convocada por movimientos sociales que se oponen al Mundial y al elevado gasto público que ha supuesto, a la que se unieron grupos de indios que hoy se habían congregado en Brasilia para exigir celeridad en la demarcación de sus reservas.

Los manifestantes intentaron llegar al Estadio Nacional Mané Garrincha, donde se exhibía la Copa del Mundo, que ayer hizo su penúltima escala en la capital, tras haber sido mostrada en 89 países y decenas de ciudades brasileñas.

El trofeo será llevado a Sao Paulo, ciudad donde será inaugurado el Mundial el próximo 12 de junio, con el partido que disputarán las selecciones de Brasil y Croacia.

La manifestación fue convocada por el Movimiento de Trabajadores Sin Techo (MTST) y el llamado Comité Popular de Brasilia, que forman parte de los colectivos que se oponen a la celebración del evento de la FIFA en Brasil bajo el lema “No va a haber Mundial”.

La marcha comenzó en la terminal de autobuses de Brasilia, a unos dos kilómetros del estadio, hacia donde la multitud marchó en forma ordenada hasta ser contenida por un fuerte cordón policial, con lo que se desataron los primeros desórdenes.

Algunos manifestantes lanzaron piedras hacia los policías, que respondieron con gases lacrimógenos y tropas de caballería que cargaron contra la multitud y la dispersaron por momentos.

Los revoltosos, sin embargo, se reagruparon varias veces y se mantenían en los alrededores del estadio, aunque no lograban acercarse a menos de 500 metros.

Debido a los disturbios, las autoridades bloquearon el tránsito por el Eje Monumental, una céntrica avenida de Brasilia que lleva al estadio y se comunica con la Explanada de los Ministerios, en la que se sitúan todos los edificios del poder público, incluidos el Palacio presidencial y la sede del Congreso.