El Balón de Balado: Klinsmann consiguió lo imposible

Es muy claro que el entrenador de EE.UU. y Landon Donovan nunca han tenido química

Guía de Regalos

El Balón de Balado: Klinsmann consiguió lo imposible
Landon Donovan fue excluido de la selección de Estados Unidos que disputará el Mundial
Foto: Foto: archivo

Les tengo que confesar que casi me caigo de la silla cuando me llegó la noticia de la decisión de Jurgen Klinsmann de no incluir a Landon Donovan en la lista de 23 que irán por Estados Unidos al Mundial de Brasil.

Estaba cenando con un grupo de colegas en el barrio de Alfama de la ciudad de Lisboa. Todo marchaba bien. Un bacalao delicioso acompañado con vino verde. Un poco de música fado armonizaba la comida hasta que llegó el alerta de mi teléfono con la noticia.

La omisión de Donovan me causó sorpresa. No porque no supiera que existía la posibilidad de que esto ocurriera, sino porque nunca pensé que el alemán Klinsmann iba a tener el coraje de poner sus problemas personales con el jugador por encima del bien general de la selección estadounidense.

Es muy claro que el entrenador y el jugador de Los Angeles Galaxy nunca han tenido química desde que ‘Klinsi’ fuera elegido en el 2011 para reemplazar a Bob Bradley al timón del equipo nacional.

Al técnico no le gustó el tiempo sabático que el delantero se tomó luego de la obtención de la Copa MLS del 2012 con el Galaxy. Por aquel entonces, Donovan se sentía saturado de fútbol mientras la selección luchaba por clasificar al hexagonal final de las eliminatorias mundialistas de Concacaf.

Estados Unidos terminó avanzando gracias a un triunfo sobre Guatemala. Lo hizo con mucho sufrimiento y con un nivel de juego que todavía no gustaba a la mayoría de los que habían dado el visto bueno para la contratación del ex campeón del mundo.

Sin embargo, todo cambió en el 2013. La selección encontró solidez defensiva y se hizo muy fuerte en el mediocampo. Con un ataque eficaz llegaron los resultados esperados. Se clasificó sin problemas al Mundial y hasta le dió vida a México al ganarle a Panamá en territorio canalero.

El año pasado también se quedó con el título de Copa Oro en Chicago. Justamente en ese torneo de produjo el retorno de Landon al seleccionado nacional. Fue la gran figura del campeón y todos pensamos que el conflicto con el director técnico había quedado olvidado. Parece que no fue así.

Estoy convencido que Klinsmann lo incluyó en la lista prelimar de 30 porque no le quedaba otra alternativa. Nadie le hubiera creído que Donovan se encontraba en un estado de forma como para no ser convocado.

Luego de entrenar con el resto de los miembros de la lista inicial, es cuando el entrenador decide cortarlo porque, según su punto de vista, no se encuentra al mismo nivel que otros futbolistas del plantel. Es la justificación que necesitaba para bajarle el pulgar.

Yo me permito no creerle a Klinsmann. Le creo menos todavía luego del famoso ‘tweet’ de su hijo Jonathan burlándose públicamente de Donovan al enterarse de su ausencia de la lista definitiva. Su familia sabía que era el momento de cobrarse la deuda que tenía con él. Ahora nosotros lo sabemos también.

Landon Donovan tiene 32 años de edad. Tal vez no sea el mismo jugador que hace cinco temporadas, pero es mucho mejor que la mayoría de mediocampistas y delanteros que quedaron en el plantel que irá a Brasil 2014.

Klinsmann se ha olvidado que estamos hablando de Donovan, el mejor futbolista en la historia de los Estados Unidos. Un tipo que demostró su vigencia este mismo fin de semana al anotar dos goles y establecer un nuevo record en la MLS. Y lo hizo luego de recibir una de las peores noticias de su vida profesional.

El sorteo dejó a Estados Unidos con muy pocas chances de avanzar a los octavos de final. Sus rivales en la fase inicial de la Copa del Mundo serán Ghana, Portugal y Alemania. Casi un milagro salir con vida de ese grupo.

Klinsmann dejó a un país sin su ‘Capitán América’. Consiguió lo imposible. Hacerle más daño al ‘Equipo de Todos’ que las benditas bolillas de la FIFA.