Obama aceptó renuncia de Shinseki al frente de Asuntos Veteranos

Shinseki había ofrecido un “mea culpa” público por escándalo de muerte de veteranos en Arizona.

Guía de Regalos

Obama aceptó renuncia de Shinseki al frente de Asuntos Veteranos
Shinseki ha estado en el ojo de la tormenta tras conocerse que 40 veteranos de guerra murieron a la espera de citas médicas.
Foto: EFE

Washington, D.C. – Tras una reunión en privado con el atribulado secretario de Asuntos Veteranos, Eric Shinseki, el presidente Barack Obama dijo este viernes que ha aceptado su renuncia al cargo.

“He aceptado (su renuncia) con profundo pesar”, dijo Obama, al señalar que aunque lamenta las condiciones en que se produce esta dimisión, “no tenemos tiempo para distracciones” ante los problemas que afectan al Departamento de Asuntos de Veteranos (VA).

Shinseki “es un hombre muy bueno” pero él mismo llegó a la conclusión de que “no podía poner en marcha los próximos pasos de una reforma (dentro de la VA) sin ser una distracción”, explicó Obama.

El mandatario subrayó la necesidad de hacer frente a los problemas y demoras que aquejan a la agencia federal, y pidió la ayuda del Congreso en esas lides.

Sloan Gibson estará temporalmente en el puesto de Shinseki hasta que se designe a su sucesor.

Más información sobre la crisis de atención medica para veteranos de guerra

Obama, que se había resistido a despedir a Shinseki, hizo el anuncio poco después de que el propio titular de VA ofreció un “mea culpa” público por el escándalo en el que está sumida la agencia.

Durante varias semanas, Shinseki, de 71 años, ha estado en el ojo de la tormenta en Washington tras conocerse que 40 veteranos de guerra murieron a la espera de citas médicas en un centro en Phoenix.

Al parecer, muchos de ellos fueron colocados en listas secretas para ocultar las demoras, y un informe preliminar divulgado el miércoles pasado por el Inspector General de VA confirmó la falsificación de datos en varios centros médicos en el país.

“La brecha de integridad (en VA) es irresponsable”, dijo Shinseki esta mañana al concluir un discurso ante la conferencia annual de la Coalición Nacional para Veteranos Indigentes.

Shinseki calificó de “inaceptables” las acciones de algunos funcionarios de alto rango en VA, y prometió tomar medidas correctivas, incluyendo el inicio de un proceso de despido de funcionarios en el centro médico en Phoenix, donde se produjo la mayoría de las muertes de excombatientes.

El titular de VA admitió que se confió demasiado de los informes “engañosos” que algunos funcionarios le presentaron sobre la gestión en algunos centros médicos.

Obama aceptó su renuncia, cediendo a las presiones de grupos de veteranos y de un creciente número de legisladores demócratas y republicanos –que antes habían guardado silencio- para despedirlo.

El mandatario estadounidense también afrontó presiones durante meses para que dimitiera la secretaria de Salud, Kathleen Sebelius, tras el desastroso inicio de los mercados de seguros dentro de “Obamacare”.

· Opera una red de centros médicos que atienden a 9,3 millones de los 22 millones de veteranos de guerra en EEUU.

· Cuenta con 278, 565 empleados federales, 150 hospitales y 820 clínicas para pacientes externos en todo EEUU y Puerto Rico.

· En 2013, VA invirtió $52, 500 millones en gastos médicos en todo el sistema de hospitales, más del doble de la cifra registrada en 2000.