Obama anuncia medidas para aliviar deudas de universitarios

Unos 5 millones de estudiantes se beneficiarán con las medidas que entrarán en vigor en diciembre de 2015
Obama anuncia medidas para aliviar deudas de universitarios
El mandatario habla ante miembros del Congreso tras firmar un memorando presidencial para reducir la carga de los préstamos de estudio.
Foto: EFE

Washington.- Millones de estudiantes universitarios arrastran una deuda de poco más de un billón de dólares que asfixia sus aspiraciones de vivir el “Sueño Americano”, por lo que el presidente Barack Obama emitió este lunes una orden ejecutiva que alivia esa carga para hasta cinco millones de estudiantes adicionales.

Durante un acto en la Casa Blanca, Obama firmó una medida que amplía una ley federal de 2010, de tal manera que los estudiantes no tengan que desviar más del 10% de su ingreso mensual al pago de los préstamos estudiantiles.

“En una economía del siglo XXI, la educación superior es la mejor inversión singular que pueden hacer para su futuro“, dijo Obama, al insistir en que ningún estudiante debe quedar excluido de una educación universitaria por su alto costo.

En la actualidad, la ley de 2010 beneficia a los que sacaron préstamos después de octubre de 2007, poco antes del inicio de la recesión económica. Pero la orden ejecutiva de Obama, que entrará en vigor en diciembre de 2015, ayudará a los que obtuvieron préstamos antes de esa fecha.

El gobierno también intentará reducir los costos de los préstamos al renegociar contratos federales con empresas como Sallie Mae, que los administran.

El inmigrante mexicano Max Espinoza, que participó en el evento, dijo a La Opinión que la medida ayudará a miles de estudiantes latinos que, como él, afrontan trabas para alcanzar el “Sueño Americano” por el peso de la deuda.

“Hice muchos sacrificios para pagar esa deuda y tuve ayuda de mis padres, pero el precio de la universidad ha subido mucho y los gobiernos estatales han recortado la ayuda para las universidades pública”, dijo Espinoza, de 39 años.

Espinoza se graduó en 1999 de la Universidad de California en Los Angeles (UCLA) en Historia y Estudios Chicanos, y recién hace dos años terminó de pagar una deuda de $30,000. Pero se considera un hombre con suerte porque consiguió empleo rápido y está ahorrando para comprar una casa.

Ante el bloqueo republicano a sus iniciativas, Obama firmó la medida unilateral en vísperas de que el Senado somete a voto el miércoles próximo una medida de la senadora demócrata de Massachusetts, Elizabeth Warren, para que los estudiantes puedan refinanciar sus préstamos con intereses más bajos. Esa medida no tiene posibilidad de ser aprobada en la Cámara de Representantes, bajo control republicano.

Según Obama, sería “escandaloso” que el Congreso mantenga resquicios tributarios para los ricos y no ayude a los estudiantes de la estrujada clase media, que a duras penas se las arreglan para pagar sus préstamos.

De inmediato, los principales líderes republicanos del Congreso, entre éstos el líder de la minoría, Mitch McConnell, tacharon la medida como una “jugada política” que no corrije el problema del alto costo de la enseñanza superior ni crea empleos para los graduados.

Los estudiantes fueron clave para la reelección de Obama en 2012 y nuevamente son cortejados por el Partido Demócrata de cara a los comicios del próximo 4 de noviembre, en los que están en juego el control de ambas cámaras del Congreso, un tercio del Senado y 34 gobernaciones.

El Departamento de Educación aún no ha calculado cuánto costará al gobierno la ampliación del programa, aunque la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) cree que podría ser de hasta $12,000 millones. Obama continuará la discusión del tema este martes en un foro organizado por la página web de blogueros Tumblr.

– La deuda promedio para estudiantes con licenciaturas es de unos $29,500, según el grupo californiano Institute for College Access and Success.

– En total, la deuda estudiantil ha alcanzado la cifra récord de $1,2 billones, que incluye préstamos federales y del sector privado.

– En 2013, el porcentaje de estudiantes que no pudieron continuar pagando sus préstamos tras los primeros dos años de graduarse fue del 10%, el nivel más alto en casi dos décadas.