Corea del Sur ofrece recompensa por dueño de buque hundido

La policía surcoreana lanzó una operación para capturar al propietario del transbordador Sewol hundido en abril pasado que dejó más de 300 muertos
Corea del Sur ofrece recompensa por dueño de buque hundido
El gobierno surcoreano ha sido criticado por la tragedia que enlutó a centenares de familias.
Foto: EFE

Tokio.- La policía surcoreana lanzó una operación para capturar al propietario del transbordador Sewol hundido en abril pasado, Yoo Byung-eun, acusado de cargos de malversación de fondos y negligencia criminal.

Los fiscales ofrecieron una recompensa de $490 mil por información que ayude a capturar a capturar a Yoo.

Miles de policías surcoreanos irrumpieron en el complejo de un grupo cristiano, la Iglesia Evangélica Bautista, de la cual Yoo es un destacado miembro, y detuvo a tres integrantes de la misma, que se sospecha ayudaron a escapar al fugitivo.

La operación se produjo un día después que la presidenta Park Geun-hye instó a la policía y a la fiscalía a intensificar la búsqueda de Yoo, el patriarca de la familia detrás de la compañía Chonghaejin Marine, que posee y opera el transbordador Sewol hundido el 16 de abril pasado.

El empresario de 72 años es buscado para ser interrogado sobre posibles cargos de malversación de fondos y negligencia criminal, ya que los fiscales aseguran que el desastre del transbordador fue causado por una falta de normas de seguridad y violaciónes de reglamentación.

Yoo no tiene interés directo en Chonghaejin, pero sus hijos y colaboradores cercanos controlan la compañía propietaria del transbordador a través de una compleja red de empresas.

Los fiscales han ofrecido una recompensa de cerca de $490 mil por información que conduzca a la captura de Yoo y $90 mil por su hijo mayor, Yoo Dae-Kyun.

La policía se ha centrado en encontrar a otros miembros de la secta, incluida una mujer de 64 años de edad, de apellido Shin, de quien se cree que ha desempeñado un papel importante en ayudar a Yoo a evadir su captura, reportó la agencia informativa Yonhap.

Un total de 476 personas, incluidos 325 estudiantes de secundaria, estaban a bordo del transbordador Sewol, de seis mil 825 toneladas, cuando se hundió en aguas cerca de la isla de Jindo, con un saldo de 292 fallecidos, 12 desaparacidos y 172 personas rescatadas.

Esta redada siguió al inicio el martes del juicio contra los 15 miembros de la tripulación, incluido el capitán Lee Joon-seok, acusados de conducta negligente con resultado de muerte y podrían enfrentarse a condenas de hasta cadena perpetua.

El capitán y tres de los tripulantes están acusados de homicidio por negligencia grave, un cargo similar al de asesinato en primer grado en los códigos penales occidentales que en Corea del Sur podría llegar a implicar la pena de muerte.