Cuida la tierna piel de bebés y niños en verano

Los rayos del sol dañan la epidermis y dermis de los niños, particularmente la de los más pequeños
Cuida la tierna piel de bebés y niños en verano
Los bebés e infantes no deben estar por horas prolongadas bajo los rayos del sol.
Foto: Shutterstock

Si bien es cierto que los peques necesitan tomar baños de sol para adquirir la vitamina D que tanto necesitan para su sano desarrollo, hay que tomar ciertas precauciones para que esos rayos no dañen su piel.

¿Sabes cómo darle un baño de sol? Las mejores horas del día para que el bebé tome su baño de sol son antes de las 10 am y después de las 5 pm, ya que a estas horas los rayos solares no son tan dañinos.

La exposición debe ser de tan sólo 10 minutos (cinco boca arriba y cinco boca abajo). El infante debe estar vestido sólo con pañal.

Si el bebé tiene más de seis meses, 10 minutos es más que suficiente (y a las horas recomendadas del día) ya que su piel puede desarrollar alergias o brotes, o quemarse con los rayos del sol.

“No es saludable exponer a los menores de seis meses por largas horas al sol. Es más, no se recomienda exponerlos al sol a tan temprana edad ni usar protectores solares ya que su piel todavía es muy delicada”, señala el pediatra Aberto Cotton, portavoz de Aveeno y con consulta en Miami, Florida.

La sensibilidad de la piel del bebé de menos de seis meses ante el golpe de los rayos del sol se debe a que ésta es muy delgada y tiene poca melanina, una sustancia que ayuda a proteger la piel del sol.

El cuidado de la piel del infante debe ser todavía mucho más cauteloso cuando se trata de un día de parque o de playa.

“Para los los niños y bebés mayores de seis meses es fundamental usar un protector solar especial para niños, con un factor de protección solar de por lo menos 30 SPF”, denota el galeno, originario de Argentina y con 16 años en el campo de la pediatría.

En el caso de que el bebé muestre algún síntoma de quemadura solar, el doctor recomienda darle un baño de agua tibia con avena, lo cual aliviará las ampollas y la picazón, y luego aplicarle crema hidratante.

El dermatólogo Eric Meinhardt, con práctica en Kaiser Permanente, Los Ángeles, explica que al seleccionar un bloqueador solar para bebés o infantes hay que buscar los que contengan óxido de zinc o el óxido de titanio, que son filtros solares físicos.

“Hay que evitar los bloqueadores solares con filtros solares químicos, como PABA y oxibenzona, ya que estos ingredientes son más propensos a causar reacciones alérgicas de la piel”, denota el especialista en enfermedades de la piel.

El doctor Meinhardt explica que los bloqueadores en aerosol no son recomendados para los bebés o infantes ya que pueden causar una resequedad leve en su piel. Además, pueden irritar sus ojos al caer dentro de éstos durante la aplicación.

“La seguridad de los protectores solares en aerosoles no está totalmente comprobada. Desde el 2012, la Agencia de Alimentos y Medicamentos [FDA] determinó que no hay suficiente información para establecer la efectividad de éstos, e investigan su seguridad al ser inhalados de forma accidental”, resalta el galeno.