Millenials y minorías, claves para la vivienda

El sector financiero, que ha endurecido sus criterios hipotecarios, ha de adaptarse a un mercado más diverso
Millenials y minorías, claves para la vivienda
El mercado de bienes y raíces continúa en crisis según un infrome de la Universidad de Harvard.
Foto: Archivo

El mercado de la vivienda no termina de recuperar el pulso tras el shock en 2008 de la explosión de la burbuja de bienes raíces.

Según el informe anual del sector hecho por el Centro de Estudios de la Vivienda de la Universidad de Harvard varios factores, entre ellos la subida de las tasas hipotecarias y la lenta recuperación, están impidiendo que se lleguen a porcentajes más elevados de propiedad.

Actualmente, y tras nueve años consecutivos de caídas, el porcentaje de propiedad de vivienda es del 65.1% el mas bajo desde 1995.

Para los expertos de este centro una de las claves es que los Millenials, personas entre 18 a 33 años, no han abandonado la casa de sus padres. Unos 2.1 millones de personas en la veintena y unos 300,000 adultos más en la treintena no han dejado el hogar familiar para crear otros. Chris Herbert, director de este centro de Harvard, explicaba ayer que los jóvenes son los que amplían siempre la demanda de casas porque son los que forman hogares pero ahora no lo hacen al mismo ritmo que en el pasado.

Los bajos sueldos, la elevada deuda estudiantil y los altos precios de las viviendas en muchos mercados están retrasando las compras.

En este Centro de Harvard creen que a lo largo de la siguiente década estos jóvenes se animarán a comprar.

Y la tendencia demográfica muestra un fuerte avance de la población latina y asiática por lo que casi la mitad de los compradores de casa por primera vez pertenecerán a grupos minoritarios en 2025.

Para que esto ocurra, no obstante, tiene que haber cambios en el sistema financiero y según Mike Calhoun, del Centro para Préstamos Responsables, una intervención pública ya que los hogares de minorías tradicionalmente han tenido más problemas para obtener hipotecas. Es algo que se ha complicado aún más tras la crisis financiera. “La demanda de compra dependerá en muy buena medida de la capacidad de la industria financiera de acomodar unos recursos limitados”, dice el informe