Rivalidad en declive

Yankees y Medias Rojas inician serie de tres juegos en El Bronx
Rivalidad en declive
Mark Teixeira ha recuperado su poder al bate esta temporada con los Yankees.
Foto: getty

german.quintero

La división del Este de la Liga Americana era considerada, antes del inicio de la campaña, la más dura de las grandes ligas.

Hoy, la realidad es completamente diferente. Yankees y Medias Rojas, los actuales monarcas, son los candidatos naturales para pelear codo a codo el reinado divisional.

Pero en el mundo de las fantasías deportivas, donde eso sería realidad, es simplemente un deseo incumplido.

Cuando esta noche se reedite la rivalidad más antigua del béisbol, ni Mulos ni Patirrojos estarán sentados en las posiciones de privilegio.

Son los Azulejos de Toronto quienes dominan la división (44-36), con 1.5 juegos de ventaja sobre los Orioles de Baltimore (41-36), mientras los neoyorquinos regresan al Yankee Stadium con una paupérrica marca de 40-37, aunque a solo 2.5 juegos de la cima. Boston, por su parte, se sumerge en el fondo con registro negativo de 36-43 y, hundido en el sótano, algo que parecía improbable, los Rays de Tampa Bay, cuyas lesiones en su pitcheo abridor los han dejado fuera de toda posibilidad.

A los históricos enemigos los aquejan los mismos problemas: rotaciones resquebrajadas, ofensivas sin poder y una defensa insegura.

Los Yankees siguen extrañando a CC Sabathia y Michael Pineda y saben que no le pueden colocar más presión a Masuhiro Tanaka, convertido ahora en su as. En la ofensiva, Mark Teixeira ha sido su bastión, mientras hombres como Jacoby Elsbury o Brian McCann apenas comienzan a mostrar algo de lo que los hizo ser contratados.

Quien tiene a flote al campeón es el ‘Big Papi’, David Ortiz, quien sigue mostrando sus números de costumbre.

Pero con la mitad de la campaña disputada, nadie puede descartar estos dos rivales por muy mal que luzacan

eldiariony.com