«La plancha no es un peine»

El estilista Mario Antón te enseña a usar esta herramienta correctamente

1- Antes de usar la plancha. Antón aconseja secarse el cabello con el secador o blower. 2. Hay que deslizar la plancha con cuidado hacia las puntas, y evitar las repeticiones. 3. Es importante asegurarse de usar la plancha desde lo más cercano de la raíz, hasta las puntas. 4. Un peine de dientes anchos facilita el uso de la plancha.
1- Antes de usar la plancha. Antón aconseja secarse el cabello con el secador o blower. 2. Hay que deslizar la plancha con cuidado hacia las puntas, y evitar las repeticiones. 3. Es importante asegurarse de usar la plancha desde lo más cercano de la raíz, hasta las puntas. 4. Un peine de dientes anchos facilita el uso de la plancha.
Foto: ed. fotos:liseth Perez-Almeida

Las planchas para el cabello se han convertido en una herramienta básica en la rutina de belleza de las mujeres. Lo negativo es que algunas abusan del popular aparato.

“La plancha no es un peine. Muchas mujeres cada vez que se ven el cabello desarreglado, agarran la plancha y se la pasan, y lo que están haciendo es quemando y partiendo su cabellera”, asegura Mario Antón, estilista para ViveMejor.com .

Y porque durante el verano, cuando la humedad hace de las suyas, es más común que las mujeres se sequen el cabello a menudo, Antón compartió con nosotros los siguientes consejos para enseñarnos a usar la plancha.

Antes del secado, es muy importante mantener el cabello hidratado, porque cuando el cabello tiene mucho frizz, es porque está reseco. Recomiendo la línea nueva de Dove, Pure Dry Oil, que es una aceite seco que rellena la cutícula y ayuda a que el cabello quede manejable.

Es bueno usar un leave- in conditioner, porque ayuda también a combatir el frizz y a rellenar la cutícula.

Hay que hacerse un buen secado (blow), antes de pasarse la plancha. Hay que estirar el cabello bien con el secador, así no le das tanto calor al cabello con la plancha y se daña mucho menos.

Utilizar una plancha de platinum o de cerámica, que son las mejores. Buscar las planchas adecuadas a tu cabello, si por ejemplo lo tienes largo, usar una gruesa, y si es corto, una pequeña.

Que la plancha tenga control de graduación de la temperatura. La temperatura ideal para usarla es entre 310 a 350F.

Luego de unos tres o cuatro días, si el cabello está desarreglado, haz uso de colas de caballos y moños para arreglarlo, en lugar de usar de nuevo la plancha. Una vez por semana es suficiente