Museo del Corvette mantendrá socavón ante aumento de visitantes

El hoyo de 40 pies de ancho y 30 de profundidad se tragó ocho autos en el recinto, el 12 de febrero pasado
Museo del Corvette mantendrá socavón ante aumento de visitantes
Ingenieros que examinaron la zona confirmaron la estabilidad del terreno tras el deslave y aseguraron que no implica riesgo para los visitantes.
Foto: Twitter / ‏@thealirussell

“No hay mal que por bien no venga”, reza un dicho popular. Los administradores del Museo Nacional Corvette, en Bowling Green, Kentucky, parecen haberse tomado el refrán muy en serio.

El pasado 12 de febrero, cámaras de seguridad grabaron un socavón de 40 pies de ancho y 30 de profundidad que se tragó ocho autos en el recinto.

Dos de los Corvette afectados –el ZR-1 Spyder de 1993 y el Blue Devil ZR1 de 2009- habían sido prestados al museo por la empresa General Motors. Los otros automóviles fueron un Corvette negro modelo 1962, un Corvette Millionth blanco de 1992, un 40 Anniversary rojo rubí de 1993, un Hammber Z06 beige de 2001, y un 1.5 Millionth blanco de 2009. La compañía se encargó de restaurar los ocho vehículos, detalló la agencia EFE.

A estas fechas, cuatro meses después del desastre, usted esperaría que el área estuviera reconstruida. Pero sepa que eso es lo menos que tienen en mente los operadores del lugar.

Dado el incremento de visitantes en el museo movidos por la curiosidad, los administradores preservarán el hoyo.

Según cifras suministradas por el Lexington Herald Leader, mientras, en marzo de 2013, 11,114 visitaron el espacio, en el mismo mes de este año, el museo recibió a 15,762 personas.

La comparativa de abril apunta a 18, 201 en ese mes, en 2013, versus 23,488, en 2014. En mayo de 2013, 11,869 llegaron al lugar, mientras que en el mismo mes este año, 19,809 acudieron a ver la exhibición.

“Probablemente, estés más seguro caminando por aquí que en un local de Wal-Mart”, indicó al referido medio Katie Frasinelli, portavoz del museo.

Ingenieros que examinaron la zona confirmaron la estabilidad del terreno tras el deslave y aseguraron que no implica riesgo para los visitantes.

?>