Se entrega alcalde que pagó por asesinato de concejal en Dominicana

Se entregó a las autoridades un alcalde señalado como autor intelectual del asesinato de un regidor (concejal) del oficialista Partido de la Liberación Dominicana

Santo Domingo.- Se entregó a las autoridades un alcalde señalado por la Procuraduría General y la Policía Nacional como autor intelectual del asesinato de un regidor (concejal) del oficialista Partido de la Liberación Dominicana.

La Policía explicó que con Nelson Sosa (Opi), alcalde de Bayaguna, un municipio de Monte Plata (Nordeste), suman siete los involucrados en el crimen de Renato de Jesús Castillo Hernández, perpetrado la noche del pasado miércoles.

Los otros imputados son Michael Peña Bueno, José Marcial Cuello Soto (Prieto), Severino Alberto (Cocky), Dauris de la Cruz, Rafael Antonio Olivo Javier y Freddy Alberto de la Cruz.

Castillo Hernández, de 42 años, era un deportista y abogado que se desempeñaba como regidor. Fue sorprendido por dos sicarios que se desplazaban en una motocicleta cuando abría su vehículo frente al colmado (bodega) “La Esquina de Tony”. En ese momento recogía una bebida alcohólica en el interior para retornar al negocio.

La Policía explicó que los imputados Olivo Javier y De la Cruz, son dos empleados de la alcaldía de Bayaguana, que señalan al alcalde Sosa como la persona que les pagó a ambos 400 mil pesos ($9,309) para que asesinaran a Castillo Hernández.

Informó que Peña Bueno, de 28 años de edad, transportó en el carro Toyota Corolla, gris, placa A211978, a los presuntos sicarios Cuello Soto y Alberto, quienes ejecutaron el crimen.

En poder de los prevenidos la Policía ocupó seis armas de fuego y una jeepeta, así como una motocicleta Suzuki AX-100, negra, sin placa, utilizada por los sicarios para escapar de la escena del crimen.

La Policía asegura que Olivo Javier y De la Cruz contrataron a los sicarios para cometer el crimen, a cambio del pago de 400 mil pesos, de los cuales adelantaron 39 mil (906 dólares) en una primera partida y otros 104 mil ($2,428) horas antes de materializar el asesinato.

Indicó que la mañana del viernes, tres días después del crimen, Olivo Javier y De la Cruz entregaron otros 145 mil a Alberto, quien esta vez estaba en compañía de Peña Bueno.

Añadió que Peña Bueno socorrió a los autores del crimen a la salida de Bayaguana, cuando la motocicleta en que viajaban se averió y se vieron obligados a abandonarla.

La Policía allanó la vivienda de Olivo Javier, ubicada en el kilómetro 12 de la carretera de Bayaguana, donde ocuparon un revólver Smith and Wesson, calibre 357, serie 7D9587; una pistola Carandai, calibre 9 milímetros, serie G36114, escondidos debajo de una cama.

En el patio de la vivienda fueron hallados, dentro de una funda plásticas negra el revólver usado para cometer el crimen, con dos cápsulas, y a unos 50 metros varias prendas de vestir quemadas, las cuales llevaban puestas los dos primeros detenidos cuando cometieron el crimen.

Informó que en la vivienda de De la Cruz fue ocupada una escopeta Pegassus, calibre 12 milímetros, serie 6553916; una pistola Bersa, calibre 9 milímetros, serie 755086, y una jeepeta Lincoln Navigator, negra, con placa de exhibición, número XX02492, usada durante varios días para ubicar al abogado y regidor ultimado.