Con “Transformers”, Chevy espera recuperar ventas en China

La película estrenada recientemente incluye vehículos Chevrolet en escena.

Con “Transformers”, Chevy espera recuperar ventas en China
Desde la primera película de "Transformers", GM participó con un Chevrolet Camaroamarillo brillante.
Foto: Suministrada

Con “Transformers: Age of Extinction” en los cines, General Motors está apostando por la última entrega de la saga de los “alien robot”, para ayudar a poner en marcha las ventas de Chevrolet en China.

El reinicio de la franquicia de la película, que cuenta con lucha de robots que se convierten en carros y camiones, abrió en China y los Estados Unidos la semana pasada e incluye vehículos como el deportivo Chevrolet Camaro y el pequeño SUV, Trax.

La cuarta película de la serie es una herramienta de marketing para GM, ya que introduce seis modelos Chevrolet en China este año.

El objetivo “es utilizarlo como un trampolín para el lanzamiento de nuevos productos“, dijo Tim Mahoney, director de marketing global para Chevrolet.

La marca podría utilizar un impulso en China. Chevrolet fracasó el año pasado en mantener el ritmo de crecimiento en esa nación del 16% para los vehículos de pasajeros, con un aumento de ventas del 9% a 652,077.

Transformers ha fusionado el espectáculo del verano con la cultura americana del automóvil de una manera que ha resonado en China, donde la clase media ha estimulado el mayor mercado de autos del mundo.

La relación de GM con Transformers se remonta a la primera película en 2007, que incluía un Chevrolet Camaro en color amarillo brillante.

Mahoney dijo “que ha visto el efecto de la película en las calles de China, donde más del 70% de los deportivos Camaro se compran en el mismo color que el personaje”. En Estados Unidos, es sólo un 5%.

GM planea usar Chevrolet para expandirse a ciudades más pequeñas de China y la región occidental del país.

El crecimiento más lento de la marca del año pasado, provocó que no se a no tener el producto más fresco en los segmentos de crecimiento más altos.

La relación GM vio empujar las ventas de su nuevo SUV Trax, que salió a la venta en China este año. El Trax es una introducción importante para GM en China, donde la marca se ha quedado atrás en el segmento de los SUV pequeños.

El fabricante de automóviles y sus socios de empresas conjuntas reportaron ganancias en las ventas globales de 11% a $3.16 millones en China el año pasado.

GM vendió 809,918 Buicks en China en 2013, mientras que su camión marca Wuling entregó 1.48 millones de vehículos en el país.

La exposición favorable en el país asiático podría ser una bendición para GM, que juega de defensa en los Estados Unidos por su manejo de un retiro de 2.59 millones de vehículos con problemas de encendido vinculados con al menos 13 muertes.

China se ha convertido en el primer país en llegar a más de 20 millones de ventas de vehículos nuevos en un año con entregas en aumento 14%, a 21.98 millones en 2013.

Las ventas pueden superar los 24 millones en 2014, según la Asociación China respaldada por el Estado.