Temen retrasos en cortes

Esperan demoras por acelerar la deportación de menores migrantes
Temen retrasos en cortes
Dos niñas siguen el Mundial de Fútbol en un televisor colgado, mientras varios menores duermen sobre unas colchonetas, en el centro de procesamiento de Nogales, Arizona. /EFE

El estado actual de las cortes de inmigración, con jueces que manejan más de 2 mil casos cada uno, audiencias que se calendarizan para 2017 y tiempos promedio de casi dos años para disponer de cada proceso, pone en duda que el Gobierno federal pueda expulsar en poco tiempo a la mayoría de las familias y menores centroamericanos que han llegado en los últimos meses.

El Gobierno federal indicó que dedicará mayor personal y recursos a procesar y escuchar los casos del influjo de menores y padres con niños centroamericanos que ha llegado en altos números durante los últimos meses, pero no está claro si esto dejará descubiertas otras cortes del país, ya que el Gobierno no ha explicado en detalle como “añadirá” más jueces al sistema.

La más reciente actualización de los datos de TRAC, un proyecto de recopilación de datos de la Universidad de Syracuse, que maneja estadísticas sobre los tribunales, indica que actualmente estos manejan más de 337 mil casos, cuya resolución tarda un promedio de 580 días.

“En este momento los tribunales están cortos de unos 50 jueces”, dijo Charles Kuck, abogado de inmigración en Atlanta y expresidente de la Asociación Nacional de Abogados Migratorios (AILA).

Agregó que “lo que van a hacer es robarle a Peter para darle a Paul. Las oficinas de asilo son abismos de desesperación en donde la mayoría de las personas esperan en vano por una entrevista”