Audi y Mercedes Benz acortan brecha de ventas con BMW

Los fabricantes alemanes están en una lucha encarnizada por el liderazgo del mercado.
Audi y Mercedes Benz acortan brecha de ventas con BMW
El Mercedes Benz clase S ha ayudado a la marca a incrementar sus ventas.
Foto: Suministrada

En el mercado automotor globalizado, las marcas alemanas compiten por ser las primeras en ventas en los modelos de lujo.

Claro, con su calidad lo han logrado, pero no se conforman con estar entre las tres primeras: cada una quiere ser líder y se ha entablado una lucha encarnizada para ver quién será número uno en el mercado mundial de los vehículos lujosos para el 2020.

Y a pesar de que BMW lleva la delantera, el sedán compacto A3 de Audi y el modelo de Mercedes Benz clase S ayudaron a las empresas alemanas a reducir la brecha de ventas en el primer semestre de 2014.

En los primeros seis meses las ventas de BMW superaron las entregas de Audi por 16,997 vehículos en comparación con una diferencia de 23,760 del año anterior, según las cifras dadas a conocer por los fabricantes esta semana.

La brecha de BMW contra Mercedes se contrajo un 6% a 102,827 vehículos.

Audi ha estado renovando sus modelos A3 desde principios de 2013 y Mercedes Benz ha estado ofreciendo una línea de autos compactos más amplia, además de la nueva versión del modelo S presentada hace un año.

En los Estados Unidos, Mercedes es el líder de lujo con 163,107 unidades vendidas en el primer semestre del año, un 8% más en comparación con el mismo período del año pasado. BMW lo siguió con 157,382 unidades vendidas, un 12% más, y Audi vendió 84,349 unidades, un 14% más.

Audi planea introducir 17 vehículos nuevos o renovados para el final del 2014, incluyendo una nueva versión del deportivo TT para expandir su línea en un 22% a 60 modelos en el 2020.

Mercedes está trabajando para lanzar 30 modelos a finales de la década, incluyendo una docena de vehículos totalmente nuevos.

Tanto Audi como Mercedes Benz están presionando para superar a BMW en las ventas de automóviles de lujo a finales de la década.

La demanda de los modelos de lujo en China y Estados Unidos está contribuyendo al crecimiento en los fabricantes de automóviles alemanes, que están dirigidos a un récord de entregas para el 2014, ya que compiten por el liderazgo global.