Fiat 500C: prueba de manejo

Un auto compacto con un diseño retro que ofrece una divertida experiencia de conducción.
Sigue a El Diario NY en Facebook
Fiat 500C: prueba de manejo
El Fiat 500C conserva algunos elementos del original Fiat 500.
Foto: Suministrada

El antiguo Fiat 500 fue un automóvil fabricado entre los años 1957 y 1975. Todo procede de una idea de Benito Mussolini. En 1930, el dictador llamado “Duce” había convocado al senador del fascismo, Giovanni Agnelli, para informarle de la improrrogable necesidad de motorizar a los italianos con un vehículo económico que no superase el costo de 500,000 liras.

Finalmente el Fiat 500, conocido popularmente como Fiat Topolino o también llamado Fiat 500 Topolino, fue construido entre 1936 y 1955 y vendido con muchísimo éxito.

Pero la serie cambió y el nuevo automóvil se presentó al público el 4 de julio de 1957 con el nombre de Nuevo 500 para subrayar su descendencia del 500 Topolino.

Se fabrica en Turín, Italia, la cuna de la Juventus y la Ferrari.

Tres motores están disponibles en el Fiat 500C. Los modelos Pop, Sport y Lounge cuentan con un 1.4 litros de cuatro cilindros que produce 101 caballos de fuerza y 98 libras-pie de torque.

La potencia se envía a las ruedas delanteras a través de una transmisión manual de cinco velocidades. Una transmisión automática de seis velocidades está disponible como una opción.

Clasificado como un subcompacto de dos puertas, el Fiat 500 está disponible como un hatchback o convertible.

Las características estándar para el ajuste Pop base incluyen rines de acero de 15 pulgadas, espejos con calefacción, entrada sin llave, AC, control de crucero, tapicería de tela, asiento conductor regulable en altura, asientos traseros divididos 50/50, una computadora de viaje, volante forrado en cuero, conexión telefónica Bluetooth y un sistema de sonido de seis bocinas con reproductor de CD.

El modelo puede agregar el “Beats Audio fórmula Premium” que incluye parlantes de primera calidad con un subwoofer montado en el maletero y la radio por satélite.

Otras opciones incluyen un techo solar, varias mejoras de equipamiento interior y exterior, un sistema de navegación “TomTom” integrado y un deflector de viento para descapotables.

El que probé, el “1957 Edition”, que fue presentado conmemorando el año del 500 original, cuenta con tres diseños de llantas de época de encanto, combinaciones de colores exteriores junto con combinaciones únicas de cuero en el interior.

El interior ofrece una versión moderna de diseño de interiores de la antigua 500.

A pesar de su pequeño tamaño, el Fiat 500 puede ser muy espacioso para los ocupantes delanteros. La posición del asiento en posición vertical ofrece una gran cantidad de espacio para las piernas de los conductores más altos.

Claro, los pasajeros de los asientos traseros tendrán una experiencia muy diferente, ya que hay muy poco espacio para las piernas o la cabeza.

Detrás del asiento trasero del hatchback encontrarás 9.5 pies cúbicos de espacio para equipaje. Baja el asiento trasero y tendrás 30.2 pies cúbicos de espacio disponible.

La capacidad de carga se reduce significativamente en el 500C convertible, con sólo 5.4 pies cúbicos detrás de los asientos traseros y 23.4 con los asientos de estiba.

Las características de seguridad estándar para todos los modelos incluyen control de estabilidad y tracción, frenos de disco antibloqueo, asistente de salida, un airbag de rodilla del conductor, airbags laterales delanteros, airbags laterales de cortina y reposacabezas delanteros activos.

El Fiat 500 es para aquellos que todavía disfrutan de la selección de sus propias marchas, porque la transmisión manual es especialmente gratificante y fácil de operar. Los agradables ruidos procedentes del motor y de escape, son un placer para quienes disfrutan de este tipo de vehículos.

El mejor manejo no viene a expensas de la comodidad de conducción, el 500 proporciona un paseo impresionante, con suavidad para esta clase de auto pequeño.

Es muy llamativo su look a lo retro, para disfrutarlo en la ciudad y para mi gusto, es uno de los autos pequeños más divertidos de conducir.

Las comparaciones con el Mini Cooper y el Volkswagen Beetle son inevitables. Ambos son típicamente más caros. El nuevo Mini es más personalizable y su conducción es más aguda, mientras que el Escarabajo es más espacioso. Sin embargo el Fiat 500 se las arregla para meter un montón de estilo y la diversión en un paquete pequeño.

Desde el exterior, el encanto del original Fiat Cinquecento (500) de décadas pasadas pervive en el estilo de la interpretación moderna de hoy.

Este pequeño auto es fácil de estacionar en espacios reducidos, tiene una muy cómoda calidad de marcha y muy buena economía de combustible. ¿Qué más se puede pedir para una ajetreada vida de ciudad?

Precio: Desde $16,601

Consumo: 31 mpg en ciudad, 40 mpg en carretera