Obama dispuesto a mandar la Guardia Nacional a la frontera

El mandatario pide apoyo al gobernador de Texas Rick Perry para que el Congreso asigne fondos de emergencia
Sigue a El Diario NY en Facebook
Obama dispuesto a mandar la Guardia Nacional a la frontera

Tras reunirse con el gobernador republicano Rick Perr,y en Dallas, Texas, el Presidente Barack Obama dijo no tener “objeciones filosóficas” a las sugerencias que el funcionario le hizo en privado respecto a reforzar la frontera y acelerar los procesos en cortes migratorias, pero advirtió que no podrá hacerlo a menos que el Congreso apruebe los 3,700 millones de dólares en fondos adicionales que el mandatario les pidió esta semana.

“Le dije que el reto es hacer que el Congreso actúe para lograr esto”, dijo Obama en una rueda de prensa que fue televisada a todo el país. “Si ponen la solución por encima de la politiquería, podemos hacer esto la semana que viene y tener más agentes en la frontera y aumentar la cantidad de jueces para procesar más rápido los casos”.

El Presidente también dijo que consideraría la sugerencia de Perry y otros republicanos de usar la Guardia Nacional para reforzar la frontera. “Lo consideraré gustoso, pero esta es una solución temporal. La solución permanente sería aprobar una reforma. La que aprobó el Senado hace un año tiene fondos para 20 mil agentes fronterizos y cientos de jueces adicionales, apuntó.

Según indicó el Presidente, el gobernador Perry, quien previo a su visita le criticó por “no preocuparle la seguridad de las fronteras”, le dijo que estaba consternado por los largos proceso de corte y el tiempo en que muchos solicitantes de asilo quedan en libertad, por supuestamente no haber suficientes agentes más cerca de la frontera, y porque los niños centroamericanos que son arrestados no pueden ser devueltos de inmediato sin una audiencia ante un juez.

“Le indiqué que hable con la delegación de Congresistas de Texas para que consideren votar por los fondos que hemos pedido y hacerlo lo antes posible”, dijo.

En un comunicado, la oficina del gobernador Perry indicó que el funcionario “presionó al Presidente para que controle la frontera”, y sugirió entre otras cosas, que Obama visite la frontera, permita el envío de aviones teledirigidos (drones, que ya patrullan la zona) y la colocación de más agentes fronterizos.