Presentarán más cargos contra sospechoso de ataque en Bengasi

El gobierno de EEUU presentará cargos adicionales contra Ahmed Abu Jatala, presunto autor del atentado en el consulado estadounidense en Libia
Presentarán más cargos contra sospechoso de ataque en Bengasi
Ahmed Abu Jatala, el presunto líder del ataque contra el consulado estadounidense en Bengasi en septiembre de 2012.
Foto: Archivo

Estados Unidos presentará más cargos contra el presunto autor del atentado al consulado estadounidense en Bengasi, Ahmed Abu Jatala que compareció el martes ante un tribunal federal en Washington.

Michel DiLorenzo, fiscal federal, confirmó que el gobierno de Estados Unidos presentará cargos adicionales contra Jatala, quien en 2012 atacó la representación diplomática estadounidense en Bengasi, Libia.

La comparecencia del presunto líder terrorista duró apenas unos 10 minutos, está acusado de conspirar para proporcionar apoyo material y recursos a terroristas en el ataque del 2012, que costó la vida a cuatro estadounidenses.

De ser considerado culpable podría ser sentenciado a cadena perpetua.

Jatala llegó a Washington el 28 de junio tras pasar unos 10 días a bordo de un buque de la Marina de EEUU.

El fiscal dijo durante la audiencia que se siguió en un tribunal ubicado en las inmediaciones del Congreso, que el gobierno estadounidense ha aportado “una gran cantidad de revelaciones” a la defensa, incluidos materiales confidenciales y no confidenciales.

Los abogados que representan a Jatala disputaron esa versión y sostienen que las pruebas en su haber se pueden revisar “en un par de horas”.

Vestido con un mono verde con la etiqueta de “prisionero” y desprovisto de esposas, Jatala permaneció en silencio durante la audiencia y siguió la vista a través de la traducción facilitada mediante auriculares.

El ciudadano libio de unos 43 años se declaró no culpable a su llegada a Washington a finales del mes pasado y tendrá que volver a comparecer ante un tribunal el próximo 9 de septiembre.

El juez Christopher Cooper calificó el caso de “inusual y complejo”.

Jatala fue capturado a mediados del mes pasado en Libia durante una operación conjunta de fuerzas especiales estadounidenses y miembros de la Policía Federal (FBI).

En el ataque del 11 de septiembre de 2012 al consulado de Bengasi murieron varios libios, el entonces embajador estadounidense en Libia, Chris Stevens; el encargado de seguridad del Departamento de Estado Sean Smith, y dos contratistas de la CIA, Tyrone Woods y Glen Doherty.

Jatala estuvo encarcelado en la dura prisión de Abu Salim durante la dictadura del derrocado líder libio Muamar al Gadafi por sus ideas islamistas radicales.

Ganó protagonismo durante las revueltas de Gadafi en febrero de 2011, momento que aprovechó para crear una milicia con alrededor de una docena de combatientes y que bautizó como Obeida Ibn Al Jarra, en honor de un general islámico.

Contratista de la construcción y residente en un barrio humilde de Bengasi, reconoció en una entrevista con CNN estar en las inmediaciones del consulado el día del ataque, donde dijo tratar de solucionar un atasco de tráfico.

Posteriormente aseguró al rotativo The New York Times que entró en el complejo para ayudar a rescatar a los guardias de seguridad libios que trabajaban para funcionarios estadounidenses.

El Times asegura que testigos presenciales lo vieron dirigiendo a los atacantes al consulado.

Supuesto líder regional del grupo terrorista islámico Ansar al Sharia ha profesado su admiración por el fallecido líder de Al Qaeda Osama bin Laden y dijo estar convencido de que la política exterior estadounidense fue la culpable de los atentados terroristas de septiembre de 2001 contra Washington y Nueva York.

Jatala está confinado en un centro de detención en Alexandria, en el estado de Virginia, contiguo a la capital.

Con información de EFE