Medidas para evitar la diabetes gestacional

El sobrepeso, el sedentarismo y una mala alimentación pueden desencadenar este padecimiento que afecto tanto a la madre como al bebé.

Medidas para evitar la diabetes gestacional
La alimentación equilibrada es fundamental para tener un embarazo sano.
Foto: Shutterstock

La gestación es un periodo que si bien está rodeado de grandes momentos, también representa una serie de cambios en el organismo, las hormonas se disparan y no solamente influyen en las emociones que puedas experimentar.

A nivel físico también tienen una tarea qué cumplir y generalmente estas alteraciones pueden afectarte sensiblemente, como ocurre con el tema de la diabetes gestacional.

La doctora Leticia De Anda, especialista en ginecología, explica que la diabetes gestacional es muy común en la mujer latinoamericana, esto se debe a que genéticamente existe una predisposición a ella, pero que influye también el hecho de arrancar el embarazo con sobrepeso o desarrollarlo a lo largo del mismo.

Estos aspectos son factores que pueden detonar la diabetes gestacional, pero de acuerdo a la experta entre las semanas 24 y 28 de embarazo se realiza una prueba de tolerancia a la glucosa. No obstante, “si desde la primera cita hay rasgos que hagan sospechar de su presencia o de la tendencia a desarrollar diabetes gestacional, como son el sobrepeso, hay señales de azúcar en las pruebas de orina, si en embarazos previos se ha presentado esta condición o bien si hay antecedentes familiares, es indispensable que el médico haga pruebas especiales para garantizar la salud de la paciente y del bebé que se está gestando”.

De acuerdo a la especialista el hecho de que haya niveles de azúcar circulando en tu sangre hace que esto llegue también a tu hijo y equivale a que si lo alimentaras en exceso, por lo que al nacer puede pesar más de 4 kilos y ocasionar que el parto deba de ser vía cesárea.

En algunos casos, cuando el nacimiento es por el canal vaginal hay riesgo de que el pequeño sufra distocia de hombro, que hace que se quede atorado y obliga al médico a tomar medidas especiales para ayudarlo a nacer, independientemente de que el exceso de azúcar en la sangre de tu bebé lo predispone también a desarrollar en algún momento diabetes.

Aunque la solución de la cesárea puede parecer muy sencilla, hay que recordar que para la mamá es igualmente riesgoso, pues para proceder en el momento de dar a luz, es indispensable que estés bien controlada para evitar que se presente alguna situación de emergencia.

Sin embargo, el hecho de que lleves un control adecuado de la diabetes gestacional una vez que se ha manifestado, ayuda a que todo pueda transcurrir de manera tranquila: “La mayoría de las madres que desarrollan este padecimiento, pero que tienen apego a los tratamientos médicos, siguen una dieta equilibrada que disminuye el consumo de grasas y azúcares, así como el hecho de que realicen ejercicio, logran tener hijos con un peso normal, que el parto se lleve a cabo sin complicaciones y que ambos gocen de perfecta salud”, explica Leticia De Anda.

Si aún no estás embarazada, pero ya está en tus planes hacerlo, sigue estas recomendaciones:

  • Visita en pareja a tu médico para que realice la revisión pertinente y asegurarse de que te encuentras en perfectas condiciones de peso y salud para embarazarte.
  • Si tienes 20% más de peso por encima de tu peso ideal, es mejor que con vigilancia médica te sometas a una dieta, para perder ese exceso y empezar bien el proceso de gestación.
  • Realiza actividad física diariamente, por lo menos durante 30 minutos, lo ideal es que empieces caminando y posteriormente puedes practicar algún deporte como natación o yoga prenatal.
  • Reduce considerablemente tu consumo de azúcares.

En cualquier caso tu salud y la de tu hijo dependen directamente de ti y de la responsabilidad con que asumas la maravillosa experiencia de dar vida. Con la atención oportuna y adecuada, es posible que una vez que nazca tu bebé, le digas adiós a la diabetes gestacional y aún mejor, si mantienes un estilo de vida sano, tus posibilidades de que nunca más se vuelva a manifestar la enfermedad son muy altas.

Colaboración de Fundación Teletón México.

“El compromiso es una decisión, no un acto obligado”.

bojorge@teleton.org.mx