Avalancha de casos en corte

Miles de menores han sido liberados con cita para un juez de inmigración
Avalancha de casos en corte
Los casos migratorios pendientes totalizan 375,373.
Foto: Suministrada

WASHINGTON, D.C.— Las 59 cortes de Inmigración en EEUU, ya abrumadas con un gran rezago en los casos pendientes, se alistan para una avalancha de más de 43 mil nuevos casos ahora que el Departamento de Salud ha entregado a la mayoría de los niños migrantes bajo su custodia a sus familias durante el año fiscal en curso, con la consigna de presentarse ante un juez en un plazo de 15 días

Kenneth Wolfe, portavoz de la Administración para Servicios Familiares (AFS) del Departamento de Salud (HHS), confirmó a La Opinión que 43,209 niños han dejado su custodia bajo el programa de “niños extranjeros no acompañados” (AUC) en lo que va del año fiscal 2014, que comenzó en octubre pasado.

El 96% de esos niños ha sido entregado a sus padres y demás familiares en EEUU y, en la actualidad, el programa “AUC” del HHS “solo tiene en su poder a un total de 8,722 menores”, precisó Wolfe.

Desde octubre pasado, las autoridades han detenido en la frontera a más de 52 mil menores que han emigrado solos desde Centroamérica, y esa cifra podría superar los 9 mil para fines de año.

Por lo general, el 55% de los niños bajo custodia del HHS termina con sus padres, el 30% con familiares cercanos, y el 10% con familiares lejanos, según datos oficiales.

Aunque ya no están hacinados en celdas o en albergues, estos niños aguardan cita ante un juez de Inmigración para determinar su futura estancia en EEUU, lo que podría tomar años.

La secretaria de Salud, Sylvia Burwell, ha dicho que su agencia está agotando las camas disponibles ante la súbita llegada, en mayo y junio pasados, de miles de niños de El Salvador, Guatemala y Honduras.

Juan Osuna, director de la Oficina Ejecutiva para la Revisión de Inmigración (EOIR), que administra las cortes de inmigración, dijo esta semana al Congreso que entre octubre de 2013 y el pasado 30 de junio, el rezago de casos pendientes totaliza 375,373, “el mayor nivel hasta la fecha”.

Se calcula que solo la adjudicación de casos de niños centroamericanos puede tomar al menos un año, sin incluir el tiempo que dure todo el trámite, si se considera que solo hay 243 jueces en los 59 tribunales de Inmigración. La EOIR publicó el viernes una regla interina para la reasignación temporal de más jueces.

Fuentes oficiales y legislativas consultadas por La Opinión aseguraron que la situación actual subraya la urgencia de que el Congreso apruebe los $3,700 millones solicitados por la Casa Blanca para atender la crisis humanitaria en la frontera.

La mayoría de los republicanos, molestos porque, según DHS, sólo 1,800 niños son deportados al año, impulsa cambios a la llamada “Ley Wilberforce de 2008” para agilizar la deportación de los niños centroamericanos.

En ese sentido, el representante demócrata Henry Cuéllar y el senador republicano, John Cornyn, ambos de Texas, preven presentar la semana próxima su proyecto de ley “Humane Act”, que reformará la ley de 2008 para que todos los niños no acompañados sean tratados sin preferencia alguna.

La idea es asegurar el “debido proceso” pero con el fin de repatriarlos “de forma oportuna, segura y justa”. También busca aliviar el hacinamiento en los centros detención y albergues, y disuadir la futura emigración ilegal de Centroamérica.

Fuentes demócratas aseguraron que si bien es necesario agilizar la adjudicación de casos y reducir las demoras, no aceptarán que los niños, ya vulnerables por la violencia en sus países, sean expulsados en violación de su derecho al debido proceso.