Protestan durante funeral de niña baleada

Protestan durante funeral de niña baleada
Genesis Rincón.
Foto: ARCHIVO

Paterson, Nueva Jersey

Tras los servicios fúnebres de la asesinada niña Genesis Rincón (12), fallecida a consecuencia de una bala perdida la semana pasada en una calle de Paterson, voces de protesta se repitieron una y otra vez pidiendo terminar con la violencia en esta ciudad.

En su ataúd, la pequeña lucía una corona y aparecía rodeada de flores.

La noche del viernes cientos se reunieron en una iglesia de la calle Broadway para rendir su tributo a la pequeña y expresar su pesar por la trágica muerte por la que ya hay tres jóvenes arrestados.

Los residentes de la tercera ciudad de Nueva Jersey coincidían en señalar la muerte como una tragedia que no sólo ha devastado a una familia sino que ha unificado a la comunidad alrededor de un propósito.

Alexis Rincón, padre de la víctima, volvía a señalar: “No me voy de Paterson”, uniéndose a las palabras de su otra hija, llamada también Alexis: “No podrán matarnos a todos”.

En la misma iglesia Community Baptist Church of Love, una multitud despedía ayer los restos de Genesis, entre globos de colores y música en inglés y español.

Poco después, sus restos fueron sepultados en el Laurel Grove Cemetery en el vecino poblado de Totowa.

Los funerales fueron celebrados poco después que las autoridades anunciaran el arresto de otros dos sospechosos por la muerte de la niña hispana.

Jeffery Ellerbee (21) enfrenta cargos de asesinato y posesión de armas, mientras que Marshae Anthony (19) fue arrestado por posesión de armas en segundo grado.

Estos se agregaron al primer arrestado en el caso, Jhymiere Moore (19), quien la mañana del viernes se declaró no culpable por cargos de asesinato en la Corte Superior de Paterson. Moore continúa detenido tras fijársele una fianza de $3 millones.