Ojo con el fraude veraniego

Si sospecha que ha sido víctima de robo de identidad repórlelo cuanto antes
Ojo con el fraude veraniego
Hay que ser muy cuidadosos con la información personal que se coloca en Internet.
Foto: Shutterstock

Es verano. Todo es más relajado. Incluso es posible que tengas la oportunidad de disfrutar de unos días de vacaciones y desconexión de la rutina. Pero no desconectes del todo, hay cosas en las que no conviene bajar la guardia para evitar un agujero en tu bolsillo.

Desde el IRS se quiere recordar que los ladrones no descansan y que de hecho tras el 15 de abril es cuando se aprovechan para ejecutar sus estafas. “El robo de de identidad, el fraude telefónico y el electrónico (a través de correos electrónicos y páginas en la red falsas) ocurren todo el año”, explican desde Hacienda. De hecho, estas son las tres estafas de impuestos más comunes este año y no solo ocurren en el sector de los tributos.

El robo de identidad, a través de datos como el número del seguro social o el de las cuentas, es un problema grave porque los ladrones pueden usar esa información para pedir tarjetas de crédito a tu nombre o en cuestiones tributarias presentar una declaración de impuestos falsa para reclamar un reembolso tributario.

Si sospechas que te ha pasado esto último contacta con el IRS sin dilación. También puedes informarte en detalle de qué hacer en la página IRS.gov

La estafa telefónica es un clásico que lamentablemente sufren muchos hogares latinos. Este es terreno abonado para personajes que se hacen pasar por personal de la compañía de la luz y amenazan con cortes por falta de un pago que a ti no te consta. Pero también es terreno fértil para ladrones que dicen hablar desde el IRS para comunicarte que debes impuestos y has de pagarlos inmediatamente.

Si estás recién llegado de un viaje y no sabes si has perdido alguna carta es posible que dudes. En el momento en el que con llamadas como esta te pidan que abones mediante una tarjeta de débito prepagada o una transferencia puedes colgar el teléfono. Es un fraude.

Nunca llames para comprobar al teléfono que ellos te facilitan o desde el que te han llamado. Busca el número del IRS o de la empresa de la luz, o el agua…

Aunque te hayan dado muchos datos para darse una apariencia de legítimidad o te hayan identificado con los cuatro últimos números de tu seguro social, por ejemplo, la llamada es un intento de estafa. Si te queda alguna duda comprueba si el tono de quien te llama es abusivo, impaciente o te amenaza.

Los ladrones también mandan correos electrónicos (pishing) que se enlazan a páginas webs falsas. Lo hacen en el nombre del IRS pero también de bancos. Atraen a sus víctimas ofreciendo, dinero, amenazando con auditorías e ironías de la vida, anunciándote una brecha en la seguridad de tus datos. Con ello consiguen una información preciosa para cometer más fraude