La indignación reina en el velorio de Eric Garner

Los asistentes al servicio fúnebre expresaron repudio por el uso de la fuerza por parte de la Policía
La indignación reina en el velorio de Eric Garner
El cuerpo de Eric Garner fue velado este miércoles en la Iglesia Bethel Baptist, en Brooklyn.
Foto: Humberto Arellano / El Diario

Nueva York — Aunque María Elena de la Cruz no conoció personalmente a Eric Garner, si sabe muy bien las circunstancias en las que murió y fue precisamente eso lo que la hizo acudir a su velatorio, realizado este miércoles en la tarde en Brooklyn.

De la Cruz no sólo quiso solidarizarse con la familia de Garner, sino demostrar su enojo con la Policía: “Es tiempo de parar ya con los abusos de los uniformados hacia la comunidad”.

Como de la Cruz, fueron decenas las personas que asistieron a la Iglesia Bethel Baptist, en Brooklyn, donde fue velado el cuerpo de Garner (43), quien murió el jueves pasado en Staten Island, cuando policías intentaban arrestarlo por presuntamente vender cigarrillos de contrabando.

El servicio comenzó a las 2:00 p.m., y la mayoría de los que llegaron al lugar expresaron su indignación por la forma en que murió el padre de seis.

Sury Méndez, que se identificó como amiga de la familia Garner, portaba una pancarta en la que pedía justicia. “Cuántas personas más tienen que morir antes de que la Policía reciba entrenamiento para que pare la práctica de aplicar llaves que quitan la respiración”, grito la mujer, momentos antes de ingresar a la iglesia.

La constante llegada de dolientes contrastaba con la fuerte presencia policial, que desde el mediodía colocaron vallas en los alrededores del templo, así como suspendieron el estacionamiento sobre la calle Hudson, donde está ubicada la iglesia.

Según el parte de la Policía, Garner murió por un paro cardíaco, aunque un video demuestra que el hombre se quejó de que no podía respirar, después que uno de los uniformados le aplicó una llave de estrangulamiento, una práctica que está prohibida por el Departamento de Policía.

En la misma iglesia estaba previsto para horas de la noche del miércoles un servicio religioso oficiado por el obispo Kareem Evans, primo de Garner y en el que el orador principal sería el reverendo Al Sharpton.

Alrededor de la web