Novia de vestido corto

Ya no es sólo para el momento de la fiesta. Cada vez más chicas llegan al altar de la iglesia mostrando sus piernas.

Guía de Regalos

Novia de vestido corto
Vestido de la colección DB Studio, en color marfil ($149).

Lo más común es que la novia lleve un vestido largo a la iglesia, y que horas más tarde aparezca con uno corto, para la fiesta.

Lo novedoso, es que cada vez más mujeres prefieren eliminar por completo el traje pomposo, y optan por disfrutar de su matrimonio mostrando un poco más de pierna.

“En nuestras tiendas la búsqueda de vestidos cortos se ha duplicado en los últimos años”, asegura Sara Musillo, gerente general de David’s Bridal, en Manhattan.

Para ella, las novias se han vuelto más inteligentes en relación a cuánto gastan en la fiesta de matrimonio, y quieren algo más corto, porque cuesta menos.

Antes, algunas compraban este tipo de vestido para casarse en City Hall por lo civil, o como el segundo vestido para después de la ceremonia.

“Pero ahora vemos a muchas más, quienes lo buscan para la boda en general, como el vestido único”, dice.

Pero no se trata de renunciar a lo único del traje de novia.

“La idea no es colocarse algo que parezca que van a la playa o a cualquier otra fiesta. Debe ser corto, pero especial“, aclara Musillo.

El ruedo de este tipo de traje, para que se vea bien, debe finalizar dos o tres pulgadas sobre las rodillas.

“No es una salida a la discoteca, es tu boda. Tienes que asegurarte de que cuando mires las fotos, en 10 años, te guste lo que ves”.

La especialista explica que, en general, hay dos versiones del vestido corto.

El primero es el más clásico, con un estilo más majestuoso, con línea en T.

“Tenemos algunos con encajes, botones en la espalda y top transparentes. Con todos los detalles clásicos que hacen a un vestido de novia muy especial”.

El segundo estilo es más moderno y chic, que hace que las novias se sientan más juveniles, más sexys.

La tendencia son los vestidos ajustados, con telas de encajes y transparencias.

Para finalizar el look, Musillo aconseja complementar el vestido con una buena pieza de joyería, por ejemplo un collar de piedrería; o con un cinturón o sach de tela.

Pero un detalle que no se puede olvidar, es el calzado.

“Tienes que vestir unos zapatos hermosos, con brillo, que sean especiales y diferentes”, dice. “La idea es sacar lo mejor del vestido, complementarlo y lograr que se vea elegante”.

Sea cual sea tu elección sobre el ruedo de tu traje, la meta es que llegues al altar sintiéndote cómoda y hermosa. Bien sea con vestido corto o largo.