Celebran 10 años de un milagro

Los siameses Aguirre festejaron el décimo aniversario de su exitosa separación en Nueva York
Celebran 10 años de un milagro
Clarence, Carl y Arlene Aguirre (centro), rodeados de los cirujanos y el equipo que proporcionó todo el cuidado médico en el Montefiore Medical Center.
Foto: Suministrada.

@JoaquinBotero

Nueva York celebró el lunes los diez años de la exitosa cirugía que separó a los mellizos siameses Carl y Clarence Aguirre. Los hermanos de origen filipino regalaron sonrisas en el evento en el Hospital Infantil de Montefiore (CHAM), que proporcionó todo el cuidado médico y continúa sosteniendo a la familia.

“Estamos felices de conmemorar el décimo año de la primera operación exitosa de separación de siameses unidos por la cabeza” dijo el doctor James T. Goodrich quien lideró el complejo procedimiento que se desarrolló en cuatro etapas en un periodo de diez meses.

Desde entonces cinco mellizos siameses han sido separados en Londres, Melbourne y Arabia Saudita.

Si no hubiera sido por la operación en 2004, los hermanos hubieran muerto en un lapso de 6 a 8 meses.

Aunque los Aguirre siguen llevando cascos protectores en la cabeza, los doctores son optimistas de que sus huesos se fortalecerán y más adelante no los necesitarán.

Clarence goza de mejor salud que Carl, pero ambos tendrán que enfrentar discapacidades por el resto de sus vidas.

“Nunca me arrepiento de que los hubieran operado”, dijo Arlene Aguirre la madre. Los tres viven en Scarsdale, Nueva York.

En la preadolescencia a los dos chicos se les ve el bigote. Ambos atienden programas de educación especial en Westchester.

Clarence recibe terapia del lenguaje y otros tratamientos para fortalecer el lado derecho de su cuerpo. Le gusta nadar. Carl sufre de convulsiones después de la cirugía. Puede articular unas pocas palabras. Se comunica con sus ojos y los dedos

Alrededor de la web