Latinos sin documentos denuncian a constructora

Ex-empleados de la constructora estadunidense Tito, que fue demandada por despidos injustificados, denunciaron ayer haber sido víctimas de abusos por parte de la empresa debido a su condición de inmigrantes indocumentados.

Trabajadores y ex trabajadores de esta empresa presentaron una demanda contra la constructora ante la Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB, por sus siglas en inglés) por no pagarles horas extra y amenazar con despedirlos si denunciaban la situación.

El caso de los empleados de más de 100 empleados de Constructora Tito fue presentado por líderes sindicales como una razón más para que el presidente, Barack Obama, dicte órdenes ejecutivas para apoyar a millones de inmigrantes indocumentados.

Natalie Patrick-Knox, de la agrupación Job With Justice (Trabajos con Justicia), dijo que los intentos de estos trabajadores por organizarse para defender sus derechos, se han visto afectados por el quebrantado e ineficiente sistema migratorio.

La Federación sindical AFL-CIO denunció que cuando los trabajadores trataron de formar un sindicato, la empresa amenazó con llamar a las autoridades migratorias para detenerlos.

Tefere Gebre, vicepresidente ejecutivo de la AFL-CIO, dijo que la junta pedirá a esta constructora empresa cuentas por su actuación frente a estos trabajadores