El último tiro en la cabeza mató a Brown, según autopsia privada

El joven pudo haber recibido "al menos seis disparos, dos de ellos en la cabeza", pero el último acabó con su vida, destacó Michael M. Baden, exresponsable forense de Nueva York
El último tiro en la cabeza mató a Brown, según autopsia privada
Las protestas por la muerte del joven afroamericano no han cesado.
Foto: EFE

A más de una semana de que se registrara la muerte de un afroamericano en manos de la policía en Ferguson, San Luis, una autopsia realizada a petición de la familia de la víctima reveló que el joven pudo haber sobrevivido a las diversas heridas que sufrió pero el último tiro recibido en la cabeza acabó con su vida.

Así lo destacó Michael M. Baden, exresponsable forense de Nueva York, quien fue el encargado de realizar la segunda autopsia a petición de los padres de Michael Brow, de 18 años, que murió el pasado 9 de agosto luego de recibir varios disparos por parte de un policía de Ferguson.

El informe preliminar de la autopsia privada encargada por la familia de Brown Baden señaló que el joven pudo haber recibido “al menos seis disparos, dos de ellos en la cabeza“.

Los tiros en la cabeza fueron probablemente los últimos efectuados sobre Michael Brown“, indicó Baden en una rueda de prensa desde Fegurson, donde estaba acompañado por los abogados de la familia de Brown.

El asesinato ha provocado una oleada de protestas y disturbios en Ferguson, donde los habitantes exigen a las autoridades justicia por la muerte del joven afroamericano.

La violencia ha llegado a tal grado que el gobernador de Missouri, Jay Nixon emitió estado de emergencia y toque de queda en la zona.

Sin embargo esas medidas no fueron suficientes para contener los disturbios y las inconformidades de los habitantes de Ferguson por lo que el gobernador Nixon firmó una orden ejecutiva para desplegar la Guardia Nacional para contener la violencia en Ferguson.

El joven, de 18 años, fue tiroteado el pasado 9 de agosto por un policía identificado como Darren Wilson pese a que estaba desarmado, en un encuentro del que la versión policial y los testigos difieren.

Baden agregó que los disparos “no se produjeron a corta distancia” y que no había “evidencia de lucha” en el cuerpo de Brown, como indica la versión policial, que apunta que el joven se abalanzó sobre el agente y que éste tuvo que ser atendido por lesiones después del incidente.

Esta no será la última autopsia, ya que el fiscal general, Eric Holder, ha ordenado que personal médico federal realice una segunda al cuerpo del joven, “debido a las circunstancias extraordinarias que rodean el caso y a petición de la familia de Brown”.

La muerte del joven, en un caso de aparente violencia policial con connotaciones raciales por ser blanco el agente que lo abatió, ha desatado una ola de protestas con disturbios desde hace una semana, que ha dejado varios heridos y decenas de detenidos pese al toque de queda decretado por el gobernador de Misuri, Jay Nixon.

El gobernador Nixon anunció este lunes la movilización de la Guardia Nacional para hacer frente a los disturbios en Ferguson.

La orden ejecutiva firmada por el gobernador, que ya había relevado a la Policía local cuando fue reemplazada por la Patrulla de Carreteras estatal, asegura que la medida pretende restablecer la paz y el orden, así como proteger a los ciudadanos de Ferguson.

Con información de EFE