Colchoneros y Merengues van con todo

Atlético será campeón con un empate 0-0

Colchoneros y Merengues van con todo
El mexicano Raúl Jiménez podría jugar esta tarde.
Foto: EFE

Madrid

El estadio Vicente Calderón resolverá el campeón de la Supercopa de España entre el Atlético de Madrid y el Real Madrid, en un nuevo derbi apasionante e intenso, con una mínima ventaja para los rojiblancos por el 1-1 de la ida del martes en el Santiago Bernabéu y con Cristiano Ronaldo disponible.

El 0-0 da el título al conjunto local. Es la única condición que altera la igualdad en la eliminatoria por el primer título nacional de la temporada, un ‘combate’ entre los dos ‘eternos’ rivales de la capital de España con premio para el ganador del choque de vuelta, después del equilibrio que confirmó el duelo de estilos del martes.

El planteamiento defensivo del Atlético, con esa fiabilidad y firmeza atrás que le guió al campeonato de Liga del pasado curso, frenó entonces las ambiciones ofensivas del Real Madrid, con un gol para cada equipo, el 1-0 que anotó el colombiano James Rodríguez y la respuesta en los instantes finales con el 1-1 de Raúl García.

Ese empate mantiene todo abierto para la vuelta de este viernes. El Atlético, invicto en sus ocho encuentros de este verano, aspira a su quinto título de la era Simeone. El Real Madrid apunta a su cuatro trofeo desde la llegada de Carlo Ancelotti la pasada campaña. De fondo, las estadísticas que indican que los locales no ganan al conjunto blanco en casa desde hace 15 años, desde el 12 de junio de 1999 con un 3-1 en la jornada 37 de Liga.

“No hay favorito”, insisten en el conjunto rojiblanco desde el 1-1 del martes, porque, aunque le valga el 0-0, en el vestuario alertan de la capacidad goleadora madridista para un partido en el que se prevé un Atlético con más vocación ofensiva respecto al encuentro de ida, posiblemente ya con Antoine Griezmann de inicio.

Raúl García, en el caso de que entre Griezmann, retrasará su posición a la banda derecha, donde es baja el turco Arda Turan, sancionado por su expulsión en la Supercopa del año pasado y a la vez en proceso de recuperación de una lesión muscular de grado 2, mientras que Koke Resurrección continuará como volante izquierdo.

El croata Mario Mandzukic se mantiene en ataque.

Enfrente, el Real Madrid busca en el Vicente Calderón no incumplir su exigente reto de la temporada y conseguir el segundo de los seis títulos que ha marcado como objetivo para firmar la página más brillante del club.