Yihadistas sirios pedían $132 millones para liberar a Foley

Los milicianos del Estado Islámico solicitaron el dinero al GlobalPost, medio en el que colaboraba el reportero y a los familiares del reportero asesinado

El periodista fue secuestrado en Siria en 2012.
El periodista fue secuestrado en Siria en 2012.
Foto: EFE

Un día después de que se confirmara la autenticidad del video de la decapitación del reportero estadounidense, el director de GlobalPost, medio en el que colaboraba Jame Foley reveló que los yihadistas del Estado Islámico pidieron en un principio 100 millones de euros ($132.5 millones) por su liberación.

El presidente de GlobalPost, indicó este jueves al Wall Street Journal, que los miliciados sirios solicitaron el dinero del rescate tanto al medio como a los familiares del reportero estadounidense.

Sin embargo no informó sobre la respuesta que se dio a los yihadistas y se limitó a señalar que todas las comunicaciones con los captores fueron compartidas con las autoridades estadounidenses.

Foley fue secuestrado en Siria en 2012 y el video de su decapitación se dio a conocer el pasado martes por los propios yihadistas que colgaron un video en YouTube.

Esta información se conoce después de que Estados Unidos revelase que había lanzado una misión secreta de su equipo de Fuerzas Especiales este verano para lograr la liberación de Foley, pero no tuvieron éxito.

“Se trató de una operación por tierra y aire y estuvo enfocada en una red particular del EI. Desafortunadamente, la misión no tuvo éxito porque los rehenes no estaban en ese lugar -en el que la Inteligencia estadounidense pensaba que se encontraban-“, explicó en un comunicado el portavoz del Pentágono, el contralmirante John Kirby, quien no detalló el lugar exacto.

Foley, de 40 años, fue secuestrado en noviembre de 2012 cuando se dirigía a la frontera con Turquía, y aunque en un principio se pensó que estaba en manos de milicias progubernamentales, más tarde se supo que estaba retenido por los yihadistas de EI en Siria.

En el vídeo de su decapitación, el verdugo de Foley aparece junto a otro periodista estadounidense secuestrado, Steven Joel Sotloff, y cuya vida “depende de la próxima decisión de (presidente Barack) Obama”, según el militante del Estado Islámico.

Con información de EFE