La selfie que muestra el desafiante rostro del cáncer (fotos)

Una joven británica optó por mostrar en redes sociales las marcas de la leucemia

“No voy a dejar que el cáncer arruine mi vida”, indicó Cartwright.
“No voy a dejar que el cáncer arruine mi vida”, indicó Cartwright.
Foto: Twitter / @kathryninstereo

Con un 20 % de probabilidad de vida, en lo menos que piensa Kathryn Cartwright (23) es en la muerte. Por eso, cuando la joven de Sutton Coldfield, Birmingham, cayó de su silla de ruedas, la que debe utilizar por su condición de leucemia (cáncer en la sangre), decidió convertir en algo positivo la mala experiencia.

Sin miedo a mostrar su rostro con moretones debido a la caída, Cartwright se tomó una selfie y la colocó en su cuenta de Twitter. El resultado: una cadena de apoyo virtual.

La paciente publicó en inicio una imagen de su rostro con la frase “f**k cancer”.

“Hace siete años, yo fui diagnosticada con cáncer. Bueno, yo sigo aquí y estoy más fabulosa que nunca”, lee el mensaje que acompaña la imagen. Posteriomente, levantó otras en las que muestra su cara en recuperación.

“No voy a dejar que el cáncer arruine mi vida”, indicó Cartwright al Birmingham Mail sobre la decisión de mostrar su rostro.

“Me hace sentir tan molesta. Por eso fue que escribí ‘f**k cancer’”, agregó la británica.

“Posiblemente, luego estaré muerta, pero antes de que eso pase, voy a seguir viviendo”, aseguró la entrevistada. “Voy a seguir haciendo lo que yo quiera”.

Cartwright espera que con su acción motive a personas a que se registren como donantes de médula ósea.

A principios de junio pasado, selfies tomadas por Angela Brower se volvieron virales. Las autofotos muestran el rostro de la mujer casi irreconocible con moretones, heridas en la nariz y en las cuencas de los ojos. Brower fue agredida por su exposo y tuvo que ser sometida a cirugía debido a la gravedad de las lesiones.

Con las imágenes colocadas en redes sociales, la residente de Tennesse buscaba documentar el drama de la violencia doméstica y alertar a víctimas para que detengan el ciclo a tiempo.

Cinco meses antes, en enero, una selfie salvó a una mujer de Kentucky de morir a manos de su esposo.

Susann Stacy colocó una imagen en Facebook de su rostro ensangrentado con un mensaje que leía: “Alguien, por favor, ayude”. Su pareja la había golpeado con una pistola.