Libres después de 31 años de cárcel por un crimen que no cometieron

Enfrentaban pena de muerte y cadena perpetua por el asesinato de una niña de 11 años
Sigue a El Diario NY en Facebook
Libres después de 31 años de cárcel por un crimen que no cometieron
Henry Lee McCollum y Leon Brown fueron liberados el miércoles.
Foto: Dpto. Seguridad Pública de Carolina del Norte

Un condenado a muerte quedó en libertad el miércoles después de 31 años de prisión. Henry Lee McCollum, de 50 años, y su medio hermano Leon Brown, de 46 y quien cumplía con una cadena perpetua, recobraron la libertad después de que pruebas de ADN comprobaran su no culpabilidad en la violación y asesinato de una niña de 11 años en Carolina del Norte.

“Solo agradezco a Dios que estoy fuera de ese lugar”, dijo McCollum a los medios que cubrieron su liberación en Raleigh, Carolina del Norte.

McCollum tenía 19 años cuando cayó preso en 1983. Brown tenía 16. Las pruebas de ADN se realizaron sobre unas cerillas, y sirvieron para inculpar a Roscoe Artis, un hombre de 74 años que ya está condenado a muerte por violación y asesinato.

LEE ADEMÁS


Hombre es absuelto del asesinato del ebrio que mató a sus hijos en Texas


Los hombres habían aceptado su culpabilidad debido a presiones de las autoridades.

Según el New York Times, McCollum y Brown sufren de discapacidad mental. Mientras McCollum estuvo en prisión tenía prohibido abrir puertas, encender luces o usar cremalleras. El periódico neoyorquino informó que McCollum se refirió a los 152 condenados a muerte en esa prisión estatal como su familia.

Abogados del Centro de Litigación de la Pena de Muerte dijeron que no hay planes para pedir una reparación o conseguir dinero del Estado para ayudar a los hombres en su reintegración a la sociedad.