Las celebridades con Roger Federer

El suizo es favorito del público y las luminarias en NYC
Sigue a El Diario NY en Facebook
Las celebridades con Roger Federer
Michael Jordan y Anna Wintour (der. con gafas) invitados en el palco del clan Federer.
Foto: Marcela Álvarez / impreMedia

Desde sus inicios, el tenis siempre estuvo relacionado con la élite social y el poder económico. Las celebridades, Hollywood, el mundo de la música, han mantenido también su link con el deporte y sus estrellas. De muestra un botón: en Twitter circuló estos días una foto-joyita insuperable: Lauren Bacall con los tenistas Pancho González y Pancho Segura en una imagen de los 40. (El ecuatoriano Segura fue una de las primeras estrellas latinoamericanas del tenis). Y la princesa Diana era asidua de Wimbledon para ver a su favorita Steffi Graf. Hoy, Roger Federer es el consentido no solo del público pero también de las celebridades, los sponsors, algunos sectores de la prensa, e incluso hasta de escritores reconocidos como el fallecido David Foster Wallace, quien en 2006 dedicó un ¡ensayo completo al tenista!

A los 33 años, la popularidad de Federer sigue en primetime. Es el tenista mejor pagado. Por su imagen clean-cut, más las hazañas en los courts, es imán para los sponsors. El portfolio Federer incluye algunas de las marcas más prestigiosas del mercado: Mercedes-Benz, Gillet, Rolex, Credit Suisse, Moet & Chandon, y Nike.

La noche del debut en el Open, tuvo a un invitado de honor en su palco: Michael Jordan. “Era mi ídolo de niño”, dijo Federer del ex Bull al término del match. Y casi al instante, subió una foto de los dos en Twitter.

Cada partido del suizo, es una fiesta. En el match de cuartos de final contra el francés Gael Monfils (¡partidazo!), más de una famoso aplaudía sus jugadas, por ejemplo: la rockera Gwen Stefani con su pequeño hijo (al instante subió su selfie con el tenista en Twitter); Jena Bush-Hager, la hija del expresidente George W. Bush, quien celebraba y sufría (se agarraba el pelo a cada instante), como fan cualquiera; Will Ferrell, Alec Baldwin, Ben Stiller (asiduos del torneo); Luke Wilson, Heidi Klum, Sally Field, Star Jones. En fin, la lista es larga…

Por su parte, en el palco Federer estaba el muy accesible y simpático Hugh Jackman, acaramelado con su esposa. Y claro, Anna Wintour, la zarina de la moda, pasarelas y todo el planeta fashion. Desde hace un par de años, la célebre editora de Vogue (USA) hace espacio en su agenda (el Open coincide con Fashion Week NYC) para llegar hasta Queens y sentarse junto a Mirka Vavrinec (la esposa del tenista) y el “team Federer”. A propósito, Wintour fue la “musa” que inspiró a la autora Lauren Weisberger para escribir su bestseller “The Devil Wears Prada” (interpretado magistralmente en el cine por la insuperable Meryl Streep). En todo caso, la Wintour no se pierde una jugada de Federer. “Me gusta el tenis, y Roger es el mejor jugador, es un placer verlo jugar, además tiene un gran sentido de la moda”, dijo a este medio.

(Camino al Mundial de Brasil, Vogue tuvo la oportuna idea de incluir en su codiciada portada a la celebrity mayor del fútbol: Cristiano Ronaldo)

Flushing Meadows es siempre una fiesta. Estos días Roger Federer busca su 18vo Grand Slam, y lo hace sabiendo que el público y las celebrities por igual gritan a su favor.

marcela.alvarez@impremedia.com

Desde sus inicios en 1978, cuando el Open se mudó a su casa actual desde la anterior sede en el West Side Tennis Club de Forest Hills, a Flushing Meadows Park arribaron luminarias como Barbra Streisand (llegó para ver a su “maestro Zen” Agassi), Bill Cosby, Dustin Hoffman, Tom Cruise, Star Jones, Paul McCartney, Keith Richards, David y Victoria Beckham, Harrison Ford, Meryl Streep, Jack Nicholson, Hillary Swank, Beyoncé, J-Z, Rihanna, Luke Wilson, Will Ferrell, Sarah Jessica Parker y las chicas de “Sex and the City”, Justin Timberlake, Michelle Obama y sus niñas. Los políticos también han aprovechado la fiesta, comenzando por Bill Clinton, que disfrutó el torneo cuando todavía estaba en la Casa Blanca (2000), lo mismo el vicepresidente George H.W. Bush (1988) y la ex secretaria de Estado Condolezza Rice. ¡Ah! otro infaltable, el magnate Donald Trump que desde su palco pegadito a la cabina de CBS sigue lo que pasa en la cancha y más allá. Sin duda que a The Donald le gustan las luces.

La noche del partido Novak Djokovic vs Andy Murray, Leonardo DiCaprio anduvo camuflado en una suite. De barba, gorro y gafas, el Gran Leo quiso pero no pudo pasar de incógnito. ¿Quién lo acompañaba? Su mamá Irmelin.

Cupido también hizo de las suyas entre el tenis, Hollywood y la realeza. John McEnroe estuvo casado con Tatum O’Neil, Andre Agassi con Brooke Shields, Pete Sampras sigue con Bridgette Wilson. Chris Evert, en el apogeo de su carrera, mantuvo un breve pero sonado romance con Burt Reynolds. Y el argentino Guillermo Vilas y la princesa Carolina de Mónaco vivieron un intenso romance que nació, precisamente, por una cancha de tenis.

MIRA A LAS CELEBRIDADES EN EL US OPEN