Imponen ‘su contrato social’

Yihadistas establecen rigurosas normas en una importante localidad siria

Imponen ‘su contrato social’
Abu Bakr al Bagdadi al Quraishi al Husaini, líder de ISIS en una foto de archivo, es el impulsor de los radicales cambios.
Foto: Archivo

BEIRUT.— El grupo radical Estado Islámico (ISIS) ha impuesto “un contrato social” a los habitantes de la localidad de Al Raqa, su bastión principal en Siria, con una serie de restricciones, que fue publicado en internet.

En el texto, que han bautizado como “documento de la ciudad”, los extremistas afirman que “es la era del Estado Islámico y el reino de su imán, Abu Bakr al Bagdadi”.

El contrato contiene trece puntos en que los extremistas reiteran que está prohibida la venta y el consumo de alcohol, drogas y tabaco en el califato y exigen que las mujeres vistan de “forma modesta y ropas holgadas”. El documento agrega que “las mezquitas son la casa de Alá y la santidad”, donde todos los musulmanes deben rezar juntos, y destaca que el ISIS está en contra de “templos y santuarios politeístas”.

También prohíbe “los consejos y agrupaciones de cualquier tipo y bajo cualquier emblema” que no sean del califato. Explica que los fondos que estaban en manos del Gobierno “safavid”, en referencia al Ejecutivo iraquí, han vuelto “a la casa de las finanzas musulmanas” .

El texto subraya que “aquel que extienda su mano sobre esos fondos e intente saquearlos” será juzgado ante un tribunal islámico y será castigado.

Y alerta contra aquellos que se “desvíen” y regresen a las filas del régimen sirio o el iraquí, aunque, afirma, dirigiéndose a policías y soldados, que tienen “la puerta del arrepentimiento abierta”.

“Veréis la diferencia entre un Gobierno aconfesional y apóstata y el califato del derecho y la dignidad”, indica el documento que fue dado a conocerse ayer