Grupo islámico decapita a rehén francés

El presidente François Hollande confirmó hoy la muerte del francés Hervé Gourdel, secuestrado el pasado domingo en Argelia

Grupo islámico decapita a rehén francés
Los extremistas habían amenazado al gobierno francés.
Foto: Imagen tomada de video

El presidente de Francia, François Hollande, confirmó este miércoles la muerte del francés Hervé Gourdel, secuestrado el pasado domingo en Argelia por un grupo vinculado con el yihadista Estado Islámico (ISIS).

Gourdel “fue asesinado vil y cruelmente“, señaló el presidente de Francia ante un grupo de periodistas franceses en Nueva York, donde asiste a la Asamblea General de Naciones Unidas.

El video difundido este miércoles a través de las redes sociales muestra la supuesta decapitación del turista francés Hervé Gourdel, secuestrado el pasado domingo por el grupo Yund al Jilafa, vinculado a la organización Estado Islámico, en la Cabilia argelina.

El video muestra a un yihadista con la cabeza del ciudadano francés, cuyo cuerpo, degollado, yace en el suelo.

Antes, pueden verse las imágenes del presidente francés, François Hollande, en la rueda de prensa en la que anunció la participación de su país en los bombardeos liderados por EEUU contra el ISIS en Irak.

El video, titulado “Mensaje de sangre para el Gobierno francés” y de casi cinco minutos de duración, muestra a este guía de montaña de 55 años arrodillado, rodeado de cuatro yihadistas, mientras critica a Hollande por haber “seguido” al presidente de EEUU, Barack Obama.

Seguidamente, uno de los yihadistas lee un comunicado en el que acusa a Francia de no haberse limitado a “su agresión contra los musulmanes en Mali y Argelia”.

Yund al Jilafa va a adorar a Dios matando a este sucio francés para el triunfo de la religión de Dios y para honrar las vidas que fueron asesinadas en Argelia, así como para apoyar a nuestro querido estado del califato (en referencia al autoproclamado califato del EI)”, agregó.

El extremista subrayó también que había expirado el plazo dado a Francia para salvar a su ciudadano al no haber suspendido “su campaña militar contra el estado del islam”, en una nueva alusión a la organización del Estado Islámico.

“Es una venganza para honrar a nuestros hermanos en Siria y en Irak”, añadió.

En nombre de los miembros de su grupo, el yihadista proclamó a los integrantes de Yund al Jilafa como soldados a las órdenes del líder del ISIS, Abu Bakr al Bagdadi, y se comprometió a obedecerlas “si no se contradicen con el islam”.

El pasado lunes, el grupo Yund al Jilafa había amenazado en un video, publicado en foros yihadistas de internet, con decapitar al ciudadano francés en 24 horas si Hollande no detenía los bombardeos de Francia sobre las posiciones del grupo los yihadista sen Irak.

El presidente galo aseguró ayer que su país no cedería al ultimátum del grupo terrorista y que seguiría con su apoyo militar a Irak contra los yihadistas del Estado Islámico.

Esta es la primera acción terrorista que reivindica este grupo, que operaba bajo el paraguas de Al Qaeda en el Magreb Islámico, pero que hace unos días mostró públicamente su lealtad a Al Bagdadi.

Con información de EFE