Altos mandos hispanos para el NYPD

El mes entrante la Policía de Nueva York perderá al oficial latino de más alto rango en este cuerpo policial: el subcomisionado Rafael Piñeiro. Un grupo de concejales hispanos —respaldados por varias organizaciones sin fines de lucro— ha pedido formalmente al Comisionado Bill Bratton que nombre a otro latino en el cargo y de paso ascienda a otros uniformados de nuestra comunidad a posiciones de altos mandos.

A pesar de ser la minoría más grande dentro del NYPD con casi el 27% del total de los 34,451 miembros, los policías hispanos están alejados de los cargos con mayor poder de decisión y distanciados del contacto directo con las comunidades. Sólo por citar varios ejemplos, en el rango de capitán los latinos apenas componen un 10% frente al 80% de los blancos. En cuanto a jefes de Buró hay un 81% de blancos y 9% de hispanos.

En condados tan diversos como Queens los comandantes de cuarteles no reflejan a la población con cifras tan bajas como que sólo hay 1 hispano a la cabeza de los 16 precintos existentes.

Ahora más que nunca, cuando NYPD necesita recomponer su relación con las comunidades, el Comisionado Bratton debe sentarse a revisar los números y la política del departamento con el alcalde Bill de Blasio porque es obvio que los policías latinos están subrepresentados.

En todo ese marco de cambio que ha ofrecido Bratton para contener el descontento ciudadano por los casos de abuso policial y malas tácticas, tiene que considerar la diversidad de esta ciudad y hacer de la policía un reflejo de la comunidad.

El Comisionado debe aprovechar el talento latino dentro de la Uniformada para lograr ese cometido. Debe estar abierto a las ideas y propuestas de nuestra gente.

Estamos totalmente de acuerdo con el grupo de ediles en exigir una mayor representación hispana dentro del cuerpo policial.

Además, es necesario que los jóvenes prospectos que deciden ingresar a la Fuerza vean que hay un futuro para llegar hasta las más altas esferas y mejorar su trabajo y su servicio a la comunidad. Con las cifras actuales el mensaje que está llegando es otro.

Por eso, Comisionado Bratton esperamos pronto los ascensos