Cárcel por no pagar los salarios mínimos

Elisa Parto, propietaria de un restaurante, Elisa’s Food & Plus, en Port Chester (Nueva York) se enfrenta a un año de cárcel por no pagar el salario mínimo ni las horas extraordinarias a cinco de sus ex empleados.

Esta propietaria de restaurante, que ha sido llevada ante los tribunales por la fiscalía general de Nueva York, contrató cocineros, limpiadores y cajeros a los que no les abonaba el salario que la ley obliga cuando estos trabajaron más de 70 horas a la semana entre 2010 y 2014.

Según las cuentas de la fiscalía la acusada “debe a los trabajadores más de $35,000”.

Además de la cárcel, Parto y su empresa se enfrentan a multas de $5,000 por cada cargo y la restitución del dinero que no abonó a tiempo.

La fiscalía recuerda que hasta que la procesada sea declarada culpable se presume su inocencia. El fiscal, Eric Schneiderman, señaló que su oficina “tomará acciones agresivas, incluyendo cargos criminales, cuando sea apropiado contra los dueños de negocios que no compensan bien a sus empleados”