Isuzu y GM desarrollarán una pick up para el mundo

No es la primera vez que estos fabricantes realizan un proyecto conjunto
Isuzu y GM desarrollarán una pick up para el mundo
Isuzu y General Motors colaboran juntos desde 1971.
Foto: Suministrada

General Motors y la japonesa Isuzu acordaron desarrollar conjuntamente una pick up mediana a la venta en todo el mundo, pero no en Estados Unidos ni Canadá.

Las empresas tienen el objetivo de reducir costos en su próxima generación de pick ups de tamaño medio, a través del uso en conjunto de las piezas más comunes en la fabricación,

En el pasado, las dos compañías han desarrollado camiones en conjunto como la camioneta GM Chevrolet Colorado de tamaño mediano, que se vendió como el i-Series por Isuzu, y el Isuzu D-Max en 2011.

GM está volviendo al mercado de las pickup de tamaño medio en los Estados Unidos este año con el nuevo Chevrolet Colorado y GMC Canyon.

Isuzu y GM habían acordaron en enero de 2013 discutir la posibilidad de fabricar pick ups con el desarrollo en conjunto.

GM dijo que los detalles sobre las especificaciones, motor, tiempo y lugar de fabricación de la empresa en conjunto con Isuzu, serán anunciados más adelante.

Sobre la base de una larga historia de cooperación y confianza, Isuzu y GM aprovecharan nuevas tecnologías para desarrollar la pickup mediana de próxima generación.

Se cree que el proyecto fortalecerá el vínculo comercial de negocios de GM e Isuzu, cuya captación representa la base para el nuevo modelo.

En ese momento, las dos compañías dijeron que también continuarán las conversaciones sobre la posibilidad de que GM tome una participación en Isuzu, aunque ni GM ni Isuzu discutieron una alianza global con más modelos.

GM tomó su participación inicial en el fabricante de camiones japonés en 1971. El porcentaje subió a 49% en 1999, antes de reducirse en medio de los problemas financieros de ambas compañías. En 2006, GM e Isuzu disolvieron sus acuerdos y dividieron sus acciones tomadas de cada uno.

Este acuerdo iguala a los de otros fabricantes de automóviles que enfrentan altos costos de desarrollo de nuevas tecnologías y que están dispuestos a compartir la carga con otras empresas o en algunos casos, los vehículos realizados por otros.