Ponen a familia de enfermo de ébola en cuarentena

Tuvieron contacto con primer diagnosticado
Ponen a familia de  enfermo de ébola en cuarentena
El gobernador de Texas, Rick Perry, habla en el Hospital Presbiteriano de Dallas, en donde se encuentra ingresado el primer paciente diagnosticado con el virus en el país.
Foto: efe

Atlanta

Las autoridades sanitarias aislaron ayer en su domicilio a la familia del enfermo de ébola en Dallas, y ampliaron la vigilancia médica a cerca de un centenar de personas del entorno del infectado.

Aunque ningún familiar del enfermo, Thomas Eric Duncan, ha evidenciado síntomas de haber contraído el ébola, las autoridades pusieron en cuarentena a su pareja, su hijo y dos sobrinos bajo la amenaza de afrontar cargos criminales si abandonan el domicilio.

Todos ellos recibirán asistencia médica y comida en el domicilio hasta que el próximo 19 de octubre concluya el aislamiento a que les someten las autoridades.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) no descartan que haya más casos de ébola entre las personas que estuvieron en contacto con el paciente, que llegó de Liberia el 20 de septiembre y fue ingresado el domingo 28.

Entre los vigilados están las tres personas que trasladaron en la ambulancia a Duncan al hospital, y que han dado negativo a las pruebas de laboratorio que les practicaron.

Pero el aumento del número de personas que podrían haber estado en contacto con el paciente ha despertado el temor de contagio en la comunidad y ha provocado que muchos padres hayan optado por no llevar a sus hijos a las escuelas a las que acudían alguno de los cinco menores que estuvieron en contacto con Duncan.

Todo ello a pesar de que las autoridades escolares han tratado de calmar los ánimos y para ello enviaron personal de apoyo adicional a las cuatro escuelas afectadas y llevar a cabo una limpieza profunda de las instalaciones.

Se informó que los registros de salida del aeropuerto en Monrobia a los que tuvieron acceso los CDC, determinaron que al paciente, Thomas Eric Duncan, se le tomó la temperatura antes de abordar el vuelo en Liberia y no tenía fiebre o presentaba síntomas, por lo que se le permitió viajar.

Sin embargo, las autoridades de Liberia analizan la posibilidad de presentar cargos a Duncan por presuntamente mentir al no señalar que había estado en contacto con personas contagiadas con al enfermedad